República Checa y Francia en búsqueda de un compromiso acerca del libre movimiento de la mano de obra

18-10-2005

En un futuro próximo Francia no abrirá su mercado de trabajo a los ciudadanos checos, señaló el primer ministro checo, Jirí Paroubek, tras reunirse este lunes en París con el presidente francés, Jacques Chirac. Ambos países, sin embargo, intentarán hallar un compromiso al respecto.

Primer ministro checo, Jirí Paroubek con el presidente francés, Jacques Chirac (Foto: CTK)Primer ministro checo, Jirí Paroubek con el presidente francés, Jacques Chirac (Foto: CTK) En la actualidad en la Europa comunitaria, los checos pueden trabajar sin limitaciones en Gran Bretaña, Irlanda y Suecia. Mientras que Francia, así como la mayoría de los antiguos Quince comunitarios, introdujeron un período transitorio en cuanto al libre movimiento en el mercado de trabajo con respecto a los nuevos miembros de la Unión, al temer una afluencia masiva de mano de obra barata de los países de Europa del Este.

El primer ministro checo resaltó en la capital francesa que ambos países están negociando sobre la liberalización del mercado laboral por lo menos para ciertos grupos de personas, por ejemplo para los estudiantes universitarios.

"El señor presidente me explicó ampliamente el por qué Francia no puede proceder de manera más flexible en este aspecto. Yo lo comprendo, de todas formas hemos quedado en que nuestros ministros de Trabajo y Asuntos Sociales intentarán encontrar una solución respecto al tema", señaló Jirí Paroubek tras la entrevista con el presidente francés.

La liberalización del mercado laboral fue el único punto de desencuentro entre ambos políticos, ya que ambos comparten una visión parecida en cuanto al futuro de la Unión Europea.

"Las relaciones bilaterales entre ambos países son excelentes. Aunque nuestros Gobiernos tienen una orientación política diferente, coinciden en cuanto a la realización del concepto de modelo social y los principios políticos del desarrollo de la Unión Europea", afirmó el primer ministro checo, quien invitó a Jacques Chirac a realizar próximamente una visita informal a Praga.

18-10-2005