Resurgen rencores en el seno del Partido Socialdemócrata

20-02-2003

El Parlamento checo intentará elegir el próximo viernes en la tercera vuelta al presidente del país. Los Socialdemócratas decidieron nominar al ex ministro de Educación, Jan Sokol. Los comicios presidenciales volvieron a despertar rencores entre los partidarios del líder actual y el ex presidente del Partido Socialdemócrata.

Vladimír Spidla y Jan Sokol (de izquierda), foto: CTKVladimír Spidla y Jan Sokol (de izquierda), foto: CTK El ex líder del Partido Socialdemócrata, Milos Zeman, que fracasó en la segunda ronda de los comicios presidenciales, trató a última hora de influir en la decisión sobre el candidato socialdemócrata. Señaló que el mismo estaría dispuesto a presentar su candidatura en caso de que se efectúen elecciones directas y cambie la dirección actual de esa agrupación política. Zeman exhortaba así a sus seguidores a que no apoyaran la candidatura de Jan Sokol.

Por su parte, el líder socialdemócrata, Vladimír Spidla, declaró que los diputados y senadores socialdemócratas apoyaron unánimemente a su candidato presidencial.

Con respecto a las palabras del ex líder socialdemócrata Zeman, el primer ministro Spidla indicó: "Es una prueba de que no es un gran hombre. Espero que todos hayan comprendido que en las presidenciales se juega también mi nombre", agregó Spidla aludiendo a la sesión de la Socialdemocracia, a celebrarse en marzo, donde será elegido el nuevo líder de ese partido.

Jan Sokol, foto: CTKJan Sokol, foto: CTK Aunque no está claro cuántos socialdemócratas votarán finalmente por su candidato, Jan Sokol, éste puede contar con un apoyo de los democristianos y liberales.

"El apoyo del democristiano Partido Popular será al cien por ciento. Supongo que todos los miembros de nuestro partido firmarán la candidatura de Jan Sokol", mencionó el diputado democristiano Jan Kasal.

El decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad Carolina, Jan Sokol, se enfrentará el próximo viernes con el ex líder del Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, quien puede contar con el pleno apoyo de esa formación política. El fiel de la balanza podrían ser los comunistas que, sin embargo, no han expresado hasta el presente cuál de los candidatos podrá contar con sus votos.

20-02-2003