Rivales políticos coinciden en reducciones de impuestos

18-01-2005

Por primera vez en la historia de la República Checa los mayores partidos de los dos lados opuestos del campo político, la gubernamental Socialdemocracia y el opositor Partido Cívico Democrático, coinciden en los esfuerzos por ganarse las simpatías de ciudadanos de la clase media. Ambas formaciones ofrecen a los electores programas para reducir y simplificar los impuestos.

Los socialdemócratas afirman que los cambios en el impuesto sobre el ingreso que tienen previstos para el año próximo deben suponer una alternativa al IVA equitativo del 15 por ciento, propuesto por el opositor Partido Cívico Democrático. Para la Socialdemocracia resulta importante reducir los impuestos a los ciudadanos con ingresos bajos y medianos para acrecentar su motivación a trabajar. Así lo subrayó en un reciente debate televisivo el ministro de Finanzas, Bohuslav Sobotka.

"El mayor número posible de familias tiene que salir de la trampa social. Debe ser manifiesta la diferencia que se registre entre los ingresos de una familia que depende plenamente de subsidios sociales y de una familia en la que uno de sus miembros empiece a trabajar", dijo el ministro de Finanzas.

Vlastimil Tlustý (Foto: Zdenek Valis)Vlastimil Tlustý (Foto: Zdenek Valis) Según Sobotka, el plan socialdemócrata de reducciones fiscales afectaría positivamente al ochenta por ciento de la población, mientras que el impuesto equitativo del Partido Cívico Democrático sería ventajoso tan sólo para el veinte por ciento de los ciudadanos más ricos.

El diputado de dicha formación opositora y ministro de Finanzas en la sombra, Vlastimil Tlustý, rechazó tal planeamiento señalando que el IVA equitativo sería recompensado con el aumento de la partida descontable del ingreso de cada ciudadano. Esta subiría de las más de 3 mil coronas actuales a 4 mil coronas al mes, unos 133 euros.

A pesar de las discrepancias existentes en la manera de cómo conseguir reducir y simplificar los impuestos en la República Checa, el Partido Cívico Democrático estaría dispuesto a apoyar los proyectos fiscales del Partido Socialdemócrata. Tlustý no teme perder electores indicando que es mejor iniciar las reformas tarde que nunca y mejor que esperar a la nueva legislatura.

"Por primera vez los principios de las reformas socialdemócratas son semejantes a una parte de las reformas propuestas por el Partido Cívico Democrático. En caso de que correspondan también los planes concretos, los apoyaremos", expresó Tlustý.

Mientras que el Partido Cívico Democrático ya tiene trazada su visión sobre los impuestos en el denominado "programa azul", los socialdemócratas debatirán los proyectos concretos en la conferencia nacional del partido a finales de enero.

18-01-2005