Salarios aumentan, mientras que el Gobierno propone recortes

01-12-2004

Los empleados checos pueden sentirse contentos. Los salarios aumentan rápidamente. Sin embargo, el gobierno anunció que en los próximos años se pondrá fin a esta tendencia.

En el tercer trimestre de 2004, el salario mensual promedio se acercó a los 600 euros. Entre los nuevos miembros de la Unión Europea, la República Checa ocupa el segundo lugar en cuanto a poder adquisitivo.

Según especialistas, el crecimiento de los salarios es notable, pero no tan violento como para amenazar la economía nacional. Se muestran optimistas en cuanto al desarrollo de la economía y pronostican aumentos salariales también para el 2005.

Sin embargo, como resultado de las presiones de la Unión Europea, el Gobierno se propuso frenar estas tendencias. En primer lugar, el país tiene que cumplir los criterios para la introducción de la moneda comunitaria. En segundo, los crecientes gastos presupuestarios podrían poner fin al suministro de finanzas de los fondos europeos. Por estos motivos, líderes de la coalición gubernamental acordaron efectuar considerables recortes entre 2006 y 2007. Así lo afirmó el ministro de Finanzas, Bohuslav Sobotka.

"Hemos acordado introducir recortes en la esfera social y de defensa. Además, será necesario disminuir continuamente los gastos en todos los rubros del presupuesto estatal".

Sobre todo, las capas socialmente más débiles deberán apretarse los cinturones. El gobierno pretende ahorrar, sobre todo, en los subsidios sociales y los subsidios por enfermedad. Por ello, la propuesta provocó el rechazo del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Zdenek Skromach, quien considera drásticos los recortes previstos.

Una postura contradictoria mantiene Miroslav Kalousek, líder de la Unión Democristana - Partido Popular, que integra la coalición gubernamental. Kalousek considera que los recortes acordados con aún muy bajos. Según destacó, la reforma de los gastos públicos debería continuar de manera acelerada.

01-12-2004