Se acelerará la desregulación de los alquileres

30-11-2005

Los alquileres se incrementarán en la República Checa más de lo esperado. Los partidos de la coalición gubernamental coincidieron este martes en un nuevo proyecto de desregulación que podría ser aplicado a partir de enero de 2007. Éste prevé un alza de los alquileres correspondiente al 14 por ciento anual durante los cuatro años posteriores.

El proyecto original presentado por la Socialdemocracia suponía que los alquileres se elevarían a un ritmo más lento. Se calculaba con un período de desregulación paulatina de seis años de duración, iniciándose éste en octubre de 2006, y con un alza de los alquileres correspondiente al 9,3 por ciento anual. El nuevo proyecto de la coalición gubernamental ofrece una desregulación más rápida y a la vez más brusca desde el punto de vista de los inquilinos.

El diputado socialdemócrata, Stanislav Krecek, indicó que el borrador es un proyecto de compromiso muy necesario, puesto que desde el año 2002 falta una normativa que pueda ser aplicada para el alza de los precios en las viviendas con alquiler regulado, cuya cantidad se calcula en unos 750 mil en la República Checa.

Representantes de los partidos de la coalición gubernamental señalaron que el nuevo borrador toma en consideración las objeciones de la oposición y de la Unión de propietarios de casas de vivienda. No obstante, Tomislav Simecek, presidente de la mencionada unión criticó el proyecto e insistió en la necesidad de la desregulación inmediata de los alquileres.

"Según la sentencia del Tribunal Constitucional al que nos hemos dirigido, el nivel de los alquileres debe ser tal que permita cubrirle al propietario del inmueble los gastos indispensables para el mantenimiento del inmueble. El impacto que la desregulación inmediata de los alquileres pueda causarles a los inquilinos lo consideramos un problema aparte, cuya solución compete al Estado, no a nosotros".

En caso de que la Cámara Baja apruebe el borrador, la Unión de propietarios de las casas de vivienda está decidida a reivindicar sus derechos ante el Tribunal de Estrasburgo, al que ya ha dirigido una demanda.

El opositor Partido Cívico Democrático indicó a su vez que el nuevo proyecto representa sólo una "jugada preelectoral". Vlastimil Tlustý, jefe de la facción parlamentaria de ese partido insistió que la Socialdemocracia aplazó premeditadamente el inicio de la desregulación para mucho después de las elecciones, persiguiendo deshacerse de la responsabilidad por los eventuales problemas que puedan surgir en la aplicación de esa normativa.

30-11-2005