Se cancelan exposiciones de aves por temor a la gripe aviar

24-10-2005

Una paloma de yeso fue la única ave expuesta el pasado fin de semana en Sternberk, pueblo de Moravia, en la tradicional feria local de aves. La adopción de medidas preventivas para impedir la introducción de la gripe aviar en la República Checa conlleva ciertos impactos negativos.

Varios países de Europa, entre ellos Suecia, Finlandia, Grecia y Croacia han confirmado la aparición de la gripe aviar en sus territorios. Frente al peligro de esa enfermedad, el ministro de Agricultura de la República Checa, Petr Zgarba, introdujo la semana pasada en este país medidas de prevención. Entre ellas figura la prohibición de celebrar ferias de aves.

"Sólo hemos adoptado las medidas mínimas de prevención, ya que consideramos que el peligro de aparición de la gripe aviar en la República Checa no es latente. Esperemos que la población respete las instrucciones de las autoridades y comprenda su necesidad", dijo el ministro Zgarba.

La prohibición de exposiciones de aves desde el pasado sábado ha provocado un gran descontento, ya que para ese fin de semana estaban convocadas las tradicionales ferias de aves en varias ciudades checas. Los organizadores de las exposiciones están considerando la posibilidad de presentar una demanda ante los Tribunales contra el procedimiento del Ministerio de Agricultura, sostuvo Josef Pyska, presidente de la unión de criadores de aves de la comarca de Klatovy, Bohemia sudoccidental.

Foto: CTKFoto: CTK "El Ministerio pudo informarnos con tiempo y no hasta después de que inauguráramos la exposición de animales domésticos y de aves domésticas y exóticas. Fue difícil explicar a los visitantes por qué procedíamos al cierre de los pabellones de aves".

Semejante postura adoptaron los criadores de otras localidades del país, donde el pasado fin de semana debían haberse celebrado exposiciones de aves. Los organizadores de estas actividades han señalado que el cierre de las ferias ha significado para ellos grandes pérdidas financieras. Quieren que el Ministerio de Agricultura les indemnice.

En Sternberk, Moravia, los criadores de aves reaccionaron a la prohibición con sentido del humor. Para cubrir parte de las pérdidas a causa del cierre de la exposición de aves, organizaron la subasta de una paloma de yeso que les aportó 750 coronas, o sea, unos 25 euros.

En el marco de las medidas de prevención en la República Checa, se ha intensificado asimismo la lucha contra el tráfico de aves exóticas. Éstas suelen ser traídas de contrabando desde Asia y América Latina y, como ha reconocido Pavla Ríhová, de la Inspección checa del Medio Ambiente, suele ser descubierta sólo una mínima parte de ese contrabando por los aduaneros e inspectores.

24-10-2005