Se estrella avión de combate, fallece el piloto

25-02-2003

Un avión de combate subsónico L-159 se estrelló este lunes en la zona militar de entrenamiento situada en Bohemia Central. El piloto de 30 años resultó muerto. De momento se desconoce la causa del accidente.

El Ejército checo perdió a uno de sus más experimentados pilotos. El piloto, que realizaba ensayos con tiro con un nuevo cañón, no se catapultó. El portavoz de la Fuerza Aérea checa, Petr Sýkora, descartó la posibilidad de que el accidente pudiera deberse a indisciplina alguna del piloto.

L-159 Alca, foto: CTKL-159 Alca, foto: CTK "Tampoco es posible que el uso del cañón de a bordo pudiera ser el motivo de la catástrofe. Suponemos que esta investigación se lleve a cabo en semanas, pero puede tardar incluso meses", agregó el portavoz.

Los especialistas rechazan, además, la versión de que el accidente pudiera deberse a un mal estar físico del piloto. Según informaciones del Ejército, el piloto no comunicó tener problemas antes de que se estrellara el aparato. El avión desapareció de repente del radar en una zona densamente poblada de árboles.

Aunque siete horas después del siniestro fue encontrada la caja negra, que registra los datos más importantes del vuelo, la investigación será difícil. El comandante de la Fuerza Aérea checa, Jan Vachek, indicó que de momento no puede explicarse el origen de la catástrofe.

"Será un trabajo muy minucioso. Sobre todo, en la primera fase de la investigación, cuando el equipo de exploración intente hallar los pequeños componentes dispersos en una capa de nieve de casi 40 centímetros", señaló Vachek.

No es por primera vez que la Fuerza Aérea registra problemas con ese tipo de aviones de reacción. Sin embargo, en ninguna de las incidencias anteriores hubo que lamentar pérdidas en vidas humanas.

Después de la catástrofe, el comandante del Estado Mayor, Pavel Stefka, suspendió inmediatamente todos los vuelos que no sean de rescate, de exploración o de la defensa del espacio aéreo.

25-02-2003