Se planea un nuevo instituto para darle dirección a la ciencia checa

13-01-2015

El Gobierno checo planea la creación de una institución independiente, puede que incluso un nuevo ministerio, que asumiría todas las competencias relacionadas con la investigación científica, hasta ahora en manos de diversas oficinas e institutos.

Foto: ČT24Foto: ČT24 Durante años algunas de las más importantes críticas al sistema de investigación científica de la República Checa tenían que ver con los criterios según los que se financiaban los proyectos y la falta de una dirección única que garantizara que estos se correspondieran con las necesidades de la industria nacional.

Estos son los motivos argumentados por la Coalición de Gobierno para la creación de un nuevo instituto o ministerio para la ciencia y la investigación. Se trataría de una entidad pequeña, de unos 50 empleados, cuyo propósito sería establecer las reglas de financiación y determinar las prioridades sobre las líneas de investigación, apoyando los proyectos que contribuyan mejor al crecimiento económico del país.

El concepto fue descrito así por el vicepresidente para ciencia e investigación, Pavel Bělobrádek, del democristiano Partido Popular.

Pavel Bělobrádek, foto: archivo del Gobierno ChecoPavel Bělobrádek, foto: archivo del Gobierno Checo “Ahora la ciencia y la investigación recaen sobre el Ministerio de Educación, y la innovación no está centralizada en ningún sitio. Mi opinión personal es que debería surgir un ministerio, sin embargo para ello es necesario un esfuerzo político, ya que habría que cambiar la ley de Competencias, lo que siempre es complicado. Como solución de compromiso consideramos importante que se funde al menos un instituto independiente, con su propio presupuesto”, explicó.

Bělobrádek cuenta que el nuevo instituto contaría con un presupuesto anual de 1.230 millones de euros, entre aportes estatales y de la Unión Europea.

La propuesta es apoyada por los otros partidos de la coalición gobernante, ANO y el Partido Socialdemócrata. El primer ministro, Bohuslav Sobotka, ha afirmado de hecho que un instituto de estas características ayudaría a planear el uso de los recursos para la ciencia y mejoraría la colaboración con la esfera empresarial. La oposición por su parte ve la medida innecesaria. Desde TOP 09 por ejemplo se considera que ningún nuevo ministerio garantizaría la mejora de las condiciones para la investigación científica.

13-01-2015