Se prohibió en la RCH el uso de camas con rejas

14-07-2004

Las camas especiales con rejas desaparecen de los sanatorios psiquiátricos checos con mayor rapidez de lo previsto. En reacción a las críticas a la República Checa respecto al tema, el ministro de Salud, Jozef Kubinyi, prohibió este martes, con validez inmediata, el uso de ese tipo de camas.

Václav Klaus con Jozef Kubinyi (dra.), foto: CTKVáclav Klaus con Jozef Kubinyi (dra.), foto: CTK El revuelo mediático en torno al supuestamente desmesurado uso de camas con rejas y redes en establecimientos psiquiátricos checos fue provocado por un artículo, publicado por el diario británico The Sunday Times. En él se aseguraba que los pacientes de los sanatorios psiquiátricos checos, entre ellos también niños, vivían en condiciones inhumanas, siendo encerrados en "cámaras con rejas".

Especialistas checos rechazaron esas críticas, aunque reconocieron que hay que mejorar mucho todavía en ese tipo de sanatorios. Indicaron que se estaba elaborando una disposición que, entre otras cuestiones, regularía el uso de las camas con redes en los sanatorios psiquiátricos, mientras que las camas con rejas deberían desaparecer por completo. El ministro de Salud checo, Jozef Kubinyi aceleró el proceso y prohibió, de forma inmediata, el uso de camas con rejas.

Independientemente de la adopción de esta medida, muchos especialistas checos, entre ellos el psicólogo infantil, Zdenek Matejcek, siguen insistiendo en que las camas con redes o con rejas no servían para maltratar a los pacientes con retraso mental, sino para protegerlos.

"Si consideramos el tema desde el punto de vista de la calidad de la vida, y hay que tener presente que las personas con retraso mental sufren frecuentemente ataques de furia, que se deben a su estado mental, creo que es mucho mejor situar a esos pacientes en camas con redes, que aplicarles medicamentos con efectos tranquilizantes", señala Matejcek.

El director del sanatorio psiquiátrico de Praga-Bohnice, Zdenek Basný, indicó que no estaba a favor del uso de las camas con rejas o con redes, pero que reconoce que, a veces, éstas representan la mejor alternativa para un paciente con defecto mental y fuertes manifestaciones de agresividad.

Basný considera que la decisión del ministro de Salud de prohibir el uso de las camas con rejas y limitar al mínimo las camas con redes tuvo más bien "connotaciones políticas". El especialista apunta, además, que para no aplicar medicamentos con efectos tranquilizantes a las personas con retraso mental, se requerirá ampliar el número de personal en los sanatorios psiquiátricos checos.

14-07-2004