Selección de hockey sobre hielo derrota a Eslovaquia y sigue soñando con la medalla de oro

23-02-2006

La selección de hockey sobre hielo batió este miércoles a Eslovaquia por 3-1 y ha pasado a las semifinales del campeonato de los JJ.OO. de Turín.

Foto: CTKFoto: CTK Los checos demostraron este miércoles que disponen de uno de los mejores equipos de hockey sobre hielo del mundo. Aunque en las eliminatorias habían perdido en tres de los cinco partidos, en los cuartos de final se impusieron claramente ante sus antiguos compatriotas de la Federación Checoslovaca. El primer gol lo anotó el delantero Martin Rucinský.

"Fue una falta infantil de los eslovacos. Intercepté un pase de uno de los defensas eslovacos, hice una escapada y anoté cara a cara con el portero. Creo que hemos jugado mejor y que hemos controlado el partido", indicó el autor del primer tanto checo.

El sistema del torneo olímpico es duro: los eslovacos ganaron todos los partidos de las eliminatorias, derrotando incluso a los fuertes equipos de Rusia y Suecia, entre otros, pero han perdido en la contienda más importante, la que abre la puerta a la lucha por las medallas, o sea a las semifinales, según resaltó el defensa checo Marek Zidlický.

Foto: CTKFoto: CTK "Sabíamos que o ganábamos o nos íbamos a casa, así que jugamos a tope. Tras marcar los dos primeros goles nos hemos tranquilizado. Y además hemos tenido suerte, lo que es muy importante en tales partidos", dijo el puntal de la línea defensiva.

Los checos jugaron bien, tanto hacia adelante como hacia atrás y, sobre todo, porque finalmente han encontrado a un guardameta de confianza: después de que la estrella Dominik Hasek se lesionara en el primer partido, y tras el mal rendimiento de su sustituto Tomás Vokoun en los partidos anteriores, el técnico envió a la cancha al portero número tres, Milan Hnilicka. Y éste tuvo un gran mérito en la victoria checa, según resaltaron los aficionados.

"Creo que el portero tuvo el mayor mérito en la victoria. El guardameta es el jugador más importante del equipo, hemos ganado gracias al hecho de tener a un buen arquero", así lo indicaron algunos de los fans una vez terminado el encuentro, en referencia a la última parte del juego, cuando el equipo eslovaco redujo la ventaja checa a un gol y hacía todo lo posible por empatar. En esos momentos el guardameta Milan Hnilicka respaldó al cuadro checo con fenomenales intervenciones.

Los checos siguen soñando con la medalla de oro olímpica: este viernes se enfrentarán en las semifinales a Suecia.

23-02-2006