Sidra española de manzanas checas

15-03-2005

Medio ambiente, construcción, metalurgia, muebles, bricolaje, éstos son los sectores con más perspectiva para los exportadores checos a España. Sobre el intercambio comercial checo-español Radio Praga conversó con la directora de la Agencia de Promoción Comercial de la República Checa, CzechTrade, en Madrid, Petra Konvicková.

En el año 2004 la mayor parte de las exportaciones checas a España se dirigió a tres comunidades autónomas: a Cataluña, el 44 por ciento del volumen total, a Madrid, el 14 por ciento, y a Valencia, el 11 por ciento. ¿A qué se debe?

"Esto puede tener varias razones. Cataluña y Madrid son las dos regiones más desarrolladas, más industriales de España, y como la mayoría de nuestras exportaciones están relacionadas con el sector automóvil, es allí donde las empresas van a ofrecer sobre todo sus productos. Valencia es uno de los últimos éxitos, allí está muy activa la empresa Ravak, que en la República Checa es una de las primeras empresas fabricantes de bañeras y mamparas para las bañeras. Ravak fundó una sucursal en Valencia y está consiguiendo mucho mercado allí".

¿Existe algún programa del Gobierno checo para fomentar las exportaciones a España?

"Las exportaciones checas a España las estamos promoviendo entre varias instituciones. Una de ellas somos nosotros, CzechTrade, que pone en contacto las empresas checas con las españolas, y atiende las demandas de las empresas españolas que buscan proveedores en la República Checa. Hemos organizado ya para muchos empresarios españoles una visita comercial a la República Checa, organizándoles las reuniones en las empresas en las que estaban interesados; estamos hablando del sector de moldes para el plástico, etc. Últimamente hay mucho interés por el ganado de la República Checa, por ejemplo. También hemos conseguido vender manzanas para la marca Cortina, una marca de sidra muy conocida en España".

¿Cómo se ha conseguido que para la producción de una bebida típica española se utilicen manzanas de la República Checa?

"Son manzanas especiales para la sidra, que no son comestibles para venderselas a los consumidores directos, sino que sirven para uso industrial. Resulta que en España este tipo de manzanas ya escasea bastante y los fabricantes de sidra están obligados a buscar a proveedores alternativos. Hemos constatado que de esas variedades que se solicitan hay bastante oferta en la República Checa".

¿De qué región proceden estas manzanas?

"La venta se realiza a través de un comerciante, porque los productores son pequeños. Son las empresas comerciales que tienen que concentrar las ofertas de los productores, así que las manzanas no proceden de una zona concreta. Pero cuando vayan a beber la sidra se pueden acordar de que las manzanas proceden de la República Checa".

Uno de los nuevos sectores que se abren a empresarios checos en España es el de bricolaje.

"En la República Checa el bricolaje tiene desde hace muchos años bastante afición. Se han creado empresas especializadas en fabricación de estos productos, y podemos decir que somos bastante competitivos. Estamos viendo hoy en día en España que el bricolaje tiene cada vez más aficionados porque hace cinco o diez años, en comparación con el nivel europeo, el mercado español no había aún madurado suficientemente. Hoy llegan señales de que las grandes empresas de distribución de equipos de bricolaje invierten fuertemente en España, abren nuevos centros y eso es una señal de que es un producto que se empieza a vender bien".

¿Podría nombrar alguna empresa checa especializada en equipos de bricolaje que haya penetrado ya en el mercado español?

"En este momento estamos tratando con varias empresas, intentando encontrar a distribuidores adecuados. Esas empresas son, por ejemplo, del sector de los tiradores de madera para armarios; otras empresas ofrecen productos de jardinería - jardineras de zinc, por ejemplo. Lo que sí se vende desde hace años son las herramientas, por ejemplo, la empresa Narex".

Según indicó la directora de la Agencia de Promoción Comercial de la República Checa, CzechTrade, en Madrid, Petra Konvicková, las empresas checas podrían satisfacer también el interés de empresas españolas por materiales de instalación, técnica sanitaria, aislamientos térmicos y fónicos, sistemas de depuración del agua, así como atender a la creciente demanda en los sectores de energía solar, de biomasa y de tecnologías de banda ancha, en las cuales Telefónica planea invertir de aquí al año 2008 unos cuatro mil millones de euros.

15-03-2005