Sindicalistas tomaron las calles de Praga para protestar contra el Gobierno checo

15-09-2003

En la mayor manifestación de los últimos seis años, miles de sindicalistas tomaron las calles de Praga para protestar contra la reforma de las finanzas públicas planeada por el Gobierno. Los detalles con Federico Picado.

 De la derecha: Cyril Svoboda, Vladimír Spidla y Petr Mare¹, foto: CTK De la derecha: Cyril Svoboda, Vladimír Spidla y Petr Mare¹, foto: CTK Llegados de diferentes partes del país, unos viente mil sindicalistas checos respondieron al llamado de sus centrales sindicales, y con pancartas contra el oficialismo recorrieron las principales calles de la capital checa para manifestar su desacuerdo con la reforma de las finanzas públicas anunciada por el Gobierno.

Los sindicalistas sostienen que la reforma de las finanzas públicas emprendida por el Gobierno de Vladimír Spidla afectará a las amplias capas de la población, a los trabajadores, a las familias con bajos ingresos, pero no a los adinerados.

Milan Stech, foto: CTKMilan Stech, foto: CTK Los sindicalistas expresaron que el Gobierno de coalición, encabezado por la socialdemocracia no ha cumplido sus promesas electorales, por lo que insisten en que las manifestaciones son un intrumento de presión para para que el oficaislismo comprenda que el pueblo no está de acuerdo con la reforma anunciada.

Al referirse a la multitudinaria manifestación convocada por los sindicalistas, el Primer Ministro checo, Vladimir Spidla, simplemente constató que se trata de un derecho legítimo de los ciudadanos, y que los sindicalistas hicieron uso del mismo.

El líder de la Central Sindical Checo-morava, Milan Stech, no descartó nuevas manifestaciones e insinuó una eventual huelga general en caso de que el Ejecutivo no cambie de actitud.