Socialdemocracia: Nuestro socio democristiano nos hiere por la espalda

01-06-2005

El Partido Socialdemócrata opina que el proceso de ratificación de la Constitución Europea debe continuar en la República Checa, a pesar de la desaprobación de ese documento en el referéndum de Francia. Por su parte, su socio gubernamental, el democristiano Partido Popular, exhorta a suspender temporalmente la campaña informativa con respecto a la ratificación de la Carta Magna Europea.

De izquierda: Jan Kasal, Miroslav Kalousek y Karel Kühnl (Foto: CTK)De izquierda: Jan Kasal, Miroslav Kalousek y Karel Kühnl (Foto: CTK) La Socialdemocracia considera la solicitud de su socio gubernamental como un traspié, ya que uno de los deberes principales del Gobierno es la aprobación de la Constitución.

El líder socialdemócrata, Stanislav Gross, calificó la postura de los democristianos como "una puñalada en la espalda", resaltando que la UE hasta el momento no se propone parar el proceso de ratificación de la Carta Magna.

"Sobre los interes checos no se decide en París ni en otra ciudad europea. Nosotros somos un país soberano y tenemos que hacer una política soberana", resaltó Gross alegando que en la historia de la Unión algunos documentos debieron pasar reiteradamente por un proceso de aprobación hasta que fueran ratificados.

Stanislav GrossStanislav Gross El antiguo primer ministro Stanislav Gross afirmó, además, que en octubre del año pasado en Roma fue aceptado un texto que contaba con esta posibilidad; el mismo reza que en caso de que una quinta parte de los países miembros no ratifiquen la Carta Magna en un período de dos años, el Consejo Europeo se reunirá para resolver la situación.

Por su parte, el democristiano Partido Popular pide suspender temporalmente la campaña hasta que los líderes de la Unión Europea en su cumbre, a efectuarse a mediados de junio, coincidan sobre el futuro de la Constitución.

Mientras tanto, el opositor Partido Cívico Democrático insiste en que no tiene sentido llevar a cabo solicitar la ratificación de los demás países, ya que el documento no es válido tras el NO francés.

01-06-2005