Soldados checos en Basora se defendieron con el tiro al aire

11-08-2003

Los soldados del Séptimo hospital de campaña checo dislocado en la ciudad iraquí de Basora se vieron involucrados este domingo en tres incidentes callejeros. Para defenderse contra la muchedumbre desenfrenada, tuvieron que tirar al aire.

Séptimo hospital de campaña checo, foto: CTKSéptimo hospital de campaña checo, foto: CTK Los disturbios en la ciudad de Basora han sido provocados por la escasez de combustibles, los cortes frecuentes de la energía eléctrica y las altas temperaturas.

Los soldados del Séptimo hospital de campaña checo se enfrentaron con una muchedumbre excitada al salir por los suministros de agua potable, explica el portavoz del Ministerio de Defensa, Ladislav Sticha.

"Al regresar al hospital, los iraquíes empezaron a lanzar piedras contra los carros checos y a colocar barreras en la carretera. Los soldados checos tuvieron que parar y defenderse disparando al aire".

Soldados checos en Basora, foto: CTKSoldados checos en Basora, foto: CTK La situación se repitió cuando los soldados checos fueron atacados por la muchedumbre al sacar los deshechos del hospital. Durante uno de los dos incidentes siguientes fue destrozado completamente un carro militar checo y herido gravemente un iraquí. Pese a recibir asistencia médica inmediata en el hospital checo, el iraquí falleció.

El comandante en jefe del Séptimo hospital de campaña, el coronel Mojmír Mrva, interrumpió temporalmente el ingreso de pacientes iraquíes.

"El estado psíquico de los soldados es bueno, varios de ellos fueron heridos levemente. En reacción a los incidentes, he mandado reforzar las medidas de seguridad y de defensa del hospital y prohibido la salida de todos los carros de la base".

El coronel Mrva se aseguró también de que hubiese suficientes reservas de agua potable y para economizar introdujo un régimen de consumo. En el hospital checo fueron hospitalizados varios soldados británicos heridos durante los disturbios callejeros.

11-08-2003