Soldados checos rastrearán a terroristas en Afganistán

12-01-2006

La República Checa reforzará las fuerzas especiales en Afganistán. El envío de la unidad antiterrorista de Prost"jov, propuesto por el ministro de Defensa, Karel Kühnl, fue aprobado este miércoles por el Gobierno checo.

Los soldados checos, cuya tarea será la de buscar y eliminar a las guerrillas terroristas de los talibanes, deberían trasladarse a Afganistán en abril.

"La decisión está en manos de ambas Cámaras del Parlamento de la República Checa, ya que según la Constitución, son la Cámara de Diputados y el Senado los que deciden sobre las misiones checas en el exterior", explicó el ministro de Defensa, Karel Kühnl, agregando que el costo del transporte de los efectivos checos y de la mayor parte de la logística correrá a cargo de EE.UU. A pesar de ello, la misión, que se prolongaría por medio año, costará al Gobierno checo 133 millones de coronas, aproximadamente 4 millones 750 mil euros.

El opositor Partido Cívico Democrático anticipó que apoyaría la propuesta. El diputado de esta formación política, Petr Necas, subrayó que en Afganistán se trata también de la seguridad de la República Checa y que hay que acostumbrarse a que los soldados checos no se incorporen únicamente a las misiones humanitarias.

El ministro de Defensa checo ofreció el envío de la unidad especial de Prostejov a Afganistán a su homólogo estadounidense, Donald Rumsfeld, en octubre del año pasado durante su visita a EE.UU.

Un contingente de 120 especialistas antiterroristas de Prostejov operó en las montañas afganas ya en el año 2004 al lado de los soldados estadounidenses en el marco de la operación Libertad Duradera. Sus capacidades cosecharon elogios y reconocimiento. El comandante en jefe de las fuerzas especiales de los aliados, Walter Herd, dijo entonces que los checos penetraron en lugares que no había pisado antes ninguno de los aliados, y trajeron informaciones que los norteamericanos no habrían podido ni imaginarse.

En la actualidad se encuentran en Afganistán sesenta soldados checos participando en la reconstrucción del norte del país o formando parte de las tropas de observación meteorológica y de pirotecnia en Kabul.

12-01-2006