Soldados de elite checos para la OTAN

06-03-2006

Tan sólo siete años bastaron para que los soldados checos alcanzaran el máximo nivel de sus compañeros de la OTAN. Praga pone a disposición de la Alianza soldados de elite capaces de actuar en cualquier parte del mundo.

Foto: CTKFoto: CTK Siete años de intensivo trabajo arrojan hoy sus frutos. La Fuerzas Armadas checas ponen a disposición de la OTAN tres mil soldados de elite que cumplen todas las exigencias de la Alianza Noratlántica.

Se trata de una brigada de acción rápida que dispone de los equipos y armas profesionales más modernas del momento. Pueden participar en operaciones y misiones militares en cualquier parte del planeta.

Esto es uno de los resultados concretos del ingreso de la República Checa en la OTAN en 1999. Y responde también a la modernización y profesionalización de las Fuerzas Armadas checas.

Foto: CTKFoto: CTK Tras el ingreso del país en la OTAN desapareció aquel colosal Ejército lleno de tanques y armas pesadas que no podría ejecutar un buen papel en las condiciones actuales. Hoy se apuesta por el mayor grado de efectividad con soldados entrenados para actuar dentro y fuera del país.

Los soldados de elite checos participarán nuevamente en misiones para la "caza" de terroristas en Afganistán.

Se trata de operaciones del máximo nivel de clandestinidad con objetivos muy concretos. Desde el punto de vista de la OTAN, la República Checa se ganó la mejor nota en esta etapa de modernización y profesionalización de sus Fuerzas Armadas, y es un miembro de pleno derecho de la Alianza Noratlántica.

Los soldados checos participan en diferentes misiones internacionales en los territorios de la antigua Yugoslavia. Además ahora tienen la preparación profesional para actuar en cualquier conflicto donde sea necesario proteger o defender los principios de la Alianza Noratlántica.

06-03-2006