Spots televisivos y radiofónicos conquistan a los electores checos

31-05-2002

La campaña electoral, antes de las parlamentarias del próximo 15 y 16 junio, se tomó este jueves las pantallas de televisión y las ondas radiales. Sin embargo, los partidos políticos checos hasta el momento no se han lucido en sus "spots" electorales.

Según la ley, dos semanas antes de los comicios los medios de comunicación públicos están obligados a ceder a los partidos políticos espacio para su campaña electoral. Cada día, salvo los domingos, una hora la Radiodifusión Checa y 70 minutos la Televisión Pública.

Michael Zantovsky con spot electoral de su partido, Foto: CTKMichael Zantovsky con spot electoral de su partido, Foto: CTK Los "spots" televisivos y radiofónicos con los que los 28 partidos que figuran en las listas electorales intentan ganarse las simpatías de los votantes no brillan, sin embargo, por su originalidad. El argumento se repite, encuestas entre los transeúntes, discursos monótonos pronunciados por un líder ya entrado en años, todo ello intercalado de imágenes del paisaje checo.

El gubernamental Partido Socialdemócrata apostó por sus tres representantes más populares: su presidente, Vladimír Spidla, el joven ministro del Interior, Stanislav Gross, y la vicepresidenta del Parlamento, Petra Buzková, quienes declaman desde la pantalla el programa electoral del partido.

El oposicionista Partido Cívico Democrático presenta una serie de mítines en los que lleva la voz cantante su líder, Václav Klaus, y no faltan, por supuesto, los chocantes lemas de las vallas publicitarias. La Coalición de la Unión de la Libertad y del democristiano Partido Popular pone proa a sus rivales políticos, el ave azul de los cívicodemócratas y la rosa socialdemócrata. En uno de sus "spots" animados caminan un prisionero y un diablo hacia una tintorería y con un cepillo azul y rojo, respectivamente, se lavan exitosamente las manos. Los partidos no parlamentarios, para los que los "spots" electorales son a menudo el único camino para dirigirse a un mayor número de votantes, se concentraron en otro "enemigo" " la Unión Europea.

31-05-2002