¿Sufren angustias? ¡Escuchen a Mozart!

13-01-2006

Praga se suma a la celebración este año del 250 aniversario del nacimiento de Wolfgang Amadeo Mozart, ofreciendo decenas de eventos. El primer concierto de la serie se efectuó este jueves en la capital checa.

Joven Wolfgang Amadeo MozartJoven Wolfgang Amadeo Mozart El proyecto Mozart - Praga - 2006 ofrecerá casi 200 conciertos, óperas, películas y exhibiciones. En su realización cooperan 17 instituciones, encabezadas por la Filarmónica Checa. Según indicó el director ejecutivo de dicho proyecto, Jirí Hubac, el compositor estuvo en Praga cinco veces.

"Durante su primera visita, preparó el estreno de la Sinfonía 'de Praga', dirigió en persona a Figaro y aceptó una solicitud para escribir otra ópera, Don Giovanni, compuesta en su segunda visita a la capital checa.", dijo Hubac, resaltando que el contacto con el público checo, que era muy diferente al austriaco, fue un impulso y motivación importante para la creación de su obra a finales de su vida.

Este jueves la Filarmónica de Cámara de Praga inició el proyecto mencionado, al tocar en la capital checa composiciones de Mozart y de su coetáneo Antonio Salieri, según las leyendas su rival principal, y según algunas especulaciones, incluso su asesino.

Dos días más tarde, el Teatro Nacional de Praga ofrecerá al público la ópera "Apollo y Hyacinthus", que Mozart escribió teniendo 11 años de edad. La obra, dirigida por Oldrich Kriz, fue preestrenada este jueves en la ciudad de Liberec, al norte del país.

"A mí me sorprende lo que haya sido capaz de componer un chico de 11 años. Eso es admirable. Como iba penetrando en la música, me di cuenta de que muchos de los motivos de esta ópera Mozart los utilizó en sus obras posteriores", indicó el director respecto a la ópera, presentada en la República Checa por primera vez.

Según escribió hace poco el semanario fracés L´Express, varios estudios comprueban que la música de Mozart tiene efectos terapeúticos y estimulantes para el cerebro humano. El especialista en psicoacústica Tomatis demostró en 1974 que las composiciones para violines de este compositor tenían efectos beneficiosos a los pacientes que sufrían insomnio, depresiones y angustia.

13-01-2006