Suministro de munición checa a Georgia inquieta a Rusia

14-09-2005

Rusia no ve con buenos ojos que la República Checa suministre municiones gratis a Georgia, temiendo que se desestabilice la región.

La República Checa decidió a finales de agosto proporcionar a Georgia varias toneladas de municiones obsoletas para Ejército checo, pero de primera línea para sus homólogos georgianos. El suministro previsto inquieta a Rusia ya que nunca ha reconocido el arsenal militar de Georgia.

"No es la primera crítica de Rusia a los suministros de armas a Georgia por parte de un país de la Alianza Noratlántica. Recientemente Georgia pertrecha a su Ejército con armas provenientes de los países del antiguo Pacto de Varsovia, hoy miembros de la OTAN, que quieren desprenderse de armas antiguas. Georgia mantiene contactos con Rumania, Hungría y los países bálticos". Así explicó el enviado especial de la Radiodifusión Checa en Tbilisi, Petr Vavrouska.

Georgia se propone entrar en la Alianza Noratlántica y por ello aumenta su presupuesto militar. Rusia teme que los suministros de armas puedan desestabilizar la región del Cáucaso y caer en manos de los terroristas internacionales. Georgia está en pie de guerra con dos regiones separatistas en su territorio. El conflicto queda congelado, por el momento, por la presencia de las tropas rusas que apoyan a ambas zonas separatistas. Rusia además culpa a Georgia de dejar pasar por su territorio a los militares que se unen a los rebeldes en Chechenia que luchan contra los rusos.

El ministerio de Asuntos Exteriores checo afirma que cada suministro de armas se evalúa según el lugar de su destinación. No obstante, la República Checa tiene previsto repartir de manera gratuita otras 20 000 toneladas de municiones a diferentes países.