Surge la sucursal checa del Instituto Internacional de Prensa

14-02-2019

Velar por la libertad de prensa y respaldar a los periodistas en el ejercicio libre e independiente de su profesión es la tarea de la sucursal checa del Instituto Internacional de Prensa, fundada esta semana.

El Comité Nacional Checo del Instituto Internacional de Prensa (IPI, en sus siglas en inglés), surgió a iniciativa de cuatro periodistas checos en cooperación con el Fondo de Periodismo Independiente, siendo elegido como su primer presidente uno de sus fundadores, Michal Klíma.

Al comité checo pueden adherirse únicamente los profesionales que nunca hayan tomado parte en actividades contra la libertad de expresión y de prensa, en la tergiversación de los hechos, y que no hayan apoyado la acumulación del poder político, económico y mediático, según sostuvo para Radio Praga la periodista Veronika Sedláčková, miembro del equipo que impulsó el establecimiento de la sucursal checa del IPI.

“Es necesario definir lo que es un periodismo realmente profesional y de calidad, con el fin de que la profesión de periodista pase por un cierto renacimiento”.

”Consideramos una buena idea que los periodistas se unan para actuar en conjunto en caso de surgir el peligro de que pudiera ser oprimida la libertad de prensa. También es necesario definir lo que es un periodismo realmente profesional y de calidad, con el fin de que la profesión de periodista pase por un cierto renacimiento”.

Sedláčková especificó las tareas que se plantea desde sus comienzos el Comité Nacional Checo del IPI y recalcó que una de sus metas fundamentales es impedir una mayor influencia de algunos medios de desinformación extranjeros en la población.

En estos tiempos de fuertes campañas propagandísticas, divulgadas sobre todo por Internet, la gente deja de distinguir entre el periodismo profesional con informaciones fidedignas y comprobadas, y la desinformación intencionada”.

”Nuestra labor debería radicar en el seguimiento de la situación en Chequia, estar a disposición si alguien necesitara ayuda o consejo. Podemos llegar a la situación en que sea necesario definir e insistir en el periodismo profesional y sus principios. En estos tiempos de fuertes campañas propagandísticas desde Rusia, que son divulgadas sobre todo por Internet, la gente deja de distinguir entre el periodismo profesional con informaciones fidedignas y comprobadas, y la desinformación intencionada. Por ello es necesario advertir ante estas prácticas”.

La periodista Veronika Sedláčková sostuvo que a pesar de estar convencida con sus colegas sobre que la libertad de prensa es mayormente respetada en Chequia, es necesario velar por su conservación y protegerla en caso de necesidad.

“Estamos convencidos de que en este país hay libertad de prensa y de expresión, que hay aquí muy buenos periodistas que se esfuerzan para que el periodismo sea profesional y de alta calidad, pero también sabemos que ello no es algo que exista de manera totalmente natural. Cuando observamos lo que ocurre en Hungría y en Polonia por ejemplo, en países muy cercanos a nosotros, sería ingenuo pensar que los intentos por pisotear esas libertades o los ataques contra los medios informativos que tratan de ser independientes, no puedan aparecer también en la República Checa”.

Veronika Sedláčková, foto: Khalil Baalbaki, ČRoVeronika Sedláčková, foto: Khalil Baalbaki, ČRo Veronika Sedláčková se refirió a la situación actual del periodismo checo y destacó que, en su opinión, no ha superado todavía los impactos que lo marcaron durante la última crisis económica.

”El periodismo en Chequia no ha logrado salir de la crisis ocasionada por la crisis financiera mundial que comenzó en 2008. En el marco de las medidas ahorrativas, la mayoría de los medios informativos tuvo que reducir el número de sus empleados. Se marcharon muchos periodistas que habían sido la base del equipo de redacción. Otra cosa es que existen sospechas de conflicto de intereses e intentos por influir el trabajo periodístico, en lo que está involucrado también el primer ministro, Andrej Babiš, quien en 2013 compró una de las mayores casas editoras, Mafra. Esto marcó el periodismo en Chequia, pero Babiš rechaza que haya conflicto de intereses. Por ello es necesario respaldar el trabajo de los periodistas que quieren ser independientes”.

“En este país hay libertad de prensa y de expresión, hay aquí muy buenos periodistas que se esfuerzan para que el periodismo sea profesional y de alta calidad”.

El Instituto Internacional de Prensa fue fundado en el año 1950 y tiene su sede en Viena. La institución que aboga por la libertad de prensa y defiende a los periodistas perseguidos de alguna forma, cuenta con sucursales en más de un centenar de países. Publica listas de periodistas asesinados durante el cumplimiento de sus tareas profesionales y denuncia a los países con regímenes autoritarios donde son pisoteadas las libertades básicas, entre ellas la libertad de opinión.

14-02-2019