Tavares: “Cuando eres traducido a otra lengua te conviertes en embajador de tu país”

19-04-2013

El Festival de Escritores de Praga de este año contó con la presencia de escritores de la talla del premio Nóbel turco Orhan Pamuk, el argelino Yashmina Khadra o el egipcio Sonallah Ibrahim. En Radio Praga hemos hablado con el autor portugués Miguel Sousa Tavares.

El Festival de Escritores de Praga supone cada año una cita de figuras destacadas de la literatura mundial, que encuentran en Praga un centro de debate e intercambio de pareceres. Esta edición, dedicada al surgimiento y muerte de las naciones como tema central, contó con una amplia presencia de escritores del mundo musulmán: el premio Nóbel Orhan Pamuk, el argelino afincado en París Yashmina Khadra o el considerado Kafka egipcio, Sonallah Ibrahim. También participó la estadounidense Mary Heimann, autora del libro ‘Checoslovaquia: el estado que fracasó’, y los checos Tomáš Sedláček y Vladimír Körner.

Mención aparte merece el periodista y escritor portugués Miguel Sousa Tavares, autor entre otros de las novelas ‘Ecuador’ y ‘Río de las Flores’, o del libro infantil ‘El Secreto del Río’, y una de las figuras clave de las letras portuguesas actuales. Tavares, amante de su país y de su lengua, reafirmó en entrevista para Radio Praga, a propósito del tema del festival, el necesario compromiso entre literatura y construcción nacional, y la responsabilidad pública que hacia su comunidad tiene todo aquel que se dedica a la literatura.

Miguel Sousa Tavares, foto: ČTKMiguel Sousa Tavares, foto: ČTK “Cuando escribes y cuando estás traducido en otra lengua eres un embajador de tu país. Tienes la responsabilidad de hacer lo mejor que puedes con tu lengua. Y en el caso de un escritor portugués, que tiene la suerte de trabajar en una lengua tan rica como la nuestra, esta responsabilidad te obliga a escribir simple y a escribir de una manera que honre la lengua. Cuando he citado la frase de Fernando Pessoa ‘mi patria es mi lengua’, quiero decir exactamente eso. Yo debo fidelidad a mi lengua”.

Tavares rechaza por tanto las opiniones que sitúan al escritor como un artista aislado, que se debe solo a sí mismo.

Gonçalo Tavares, foto: YouTubeGonçalo Tavares, foto: YouTube “Yo creo que un escritor, como cualquier artista, está al servicio de una comunidad. Es un privilegiado, porque ha sido dotado de un don que ejerce mejor o peor pero que es el don de ser testigo de lo que ve, de lo que vive, de transformar en arte lo real”.

Y hablando de nación y literatura, la lusofonía puede sentirse orgullosa, en opinión de Tavares, de una nueva hornada de prosistas portugueses que han supuesto una evolución interesante en la literatura nacional.

“Yo creo que durante mucho tiempo las letras portuguesas eran sobre todo poesía. Era lo mejor que teníamos. Ahora estamos viviendo una fase de gran actividad de prosa, de ficción, de novelas. Y hay una nueva generación de novelistas que en mi opinión es muy buena, tiene algunos nombres muy buenos. Por ejemplo Gonçalo Tavares, Lídia Jorge, que no es propiamente de la novísima generación pero que es nueva generación, Dulce Cardoso, Peixoto, varios”.

Milan Kundera, foto: Jan Šmíd, Archivo de ČRoMilan Kundera, foto: Jan Šmíd, Archivo de ČRo Y saliendo de la literatura portuguesa para internarnos en la checa, Tavares tiene muy claro quién es el autor checo que más le ha influido.

“Kundera ha influido a toda la gente de mi generación. En ese tiempo fue una especie de revelación: que a pesar de la ocupación soviética en Checoslovaquia los escritores estaban activos, tenían atento al resto del mundo. Kundera era de alguna manera un símbolo de que la libertad se puede castrar pero no se puede matar nunca”.

El Festival de Escritores de Praga tuvo lugar del 17 al 19 de abril y, además de su parte praguense, tendrá este año una continuación en la ciudad estadounidense de Pittsburgh, donde participarán en el encuentro Edgar Lawrence Doctorow, Michael Cunningham o Ed Sanders, entre otros. Como representantes de las letras checas acudirán el economista Tomáš Sedláček y la escritora Eda Kriseová.

19-04-2013