Taxistas de Praga bloquearon por varias horas el tránsito de la ciudad

09-02-2016

Durante unas ocho horas, más de 200 taxis bloquearon desde la mañana de este lunes la llamada Magistrala, la principal arteria viaria de Praga, que atraviesa el centro de la capital checa. Con su protesta los taxistas pretendían presionar al Ayuntamiento de Praga para que desista de aplicar un precio plano máximo por kilómetro e intervenga contra los taxistas ilegales.

Taxistas de Praga bloquearon el tránsito de la ciudad, foto: ČTKTaxistas de Praga bloquearon el tránsito de la ciudad, foto: ČTK La protesta de los taxistas complicó el ya de por sí denso tráfico en la capital checa. Desde la madrugada de este lunes más de 200 vehículos de los servicios oficiales de taxi crearon largas colas en la Magistrala enfrente de la Estación Central de Trenes, cerca de la Plaza Venceslao, dejando libre sólo un carril en ambas direcciones. De esta forma se fueron creando largas colas de automóviles y los conductores que querían pasar por el lugar en su viaje al trabajo o con otro objetivo, tocaban la bocina para expresar su desacuerdo con la actitud de los taxistas.

Adriana Krnáčová, foto: ČTKAdriana Krnáčová, foto: ČTK La Alcaldesa Mayor de Praga, Adriana Krnáčová, criticó duramente a la Asociación de Concesionarios de los Servicios de Taxi, la organizadora de la protesta e insistió que los problemas se resuelven mediante negociaciones y no recurriendo a presiones y chantaje.

”Unas 200 personas aterrorizan aquí toda la ciudad con el único objetivo de alcanzar que sea suspendido el precio máximo que se puede cobrar por servicios de taxi. Esto significaría sin embargo que legalizaríamos la actitud de los taxistas deshonestos, que piden sumas muy elevadas por su servicio. Podemos negociar el incremento del precio máximo, pero no su anulación. Praga no se dejará chantajear”.

Daniel Tarljovski, foto: Archivo de DVTVDaniel Tarljovski, foto: Archivo de DVTV Krnáčová recordó que los taxistas de Praga tienen mala fama en el mundo entero precisamente por cobrar sumas astronómicas a sus clientes, sobre todo a los extranjeros. La Alcaldesa Mayor sostiene que ese es uno de los motivos por los que rechaza suspender esta medida.

Por su parte, Daniel Tarljovský, de la Asociación de Concesionarios de los Servicios de Taxi, insiste en que uno de los mayores problemas del servicio de taxi en Praga son los taxistas ilegales, contra los que debería intervenir el Ayuntamiento.

“El primer problema, el más grave, son los servicios de taxi ilegales. Al Ayuntamiento de Praga no le preocupa que algunos taxistas violen la ley, y no los controla. Considero que el Departamento de Transportes del Ayuntamiento está facultado para realizar esos controles y multar a los taxistas deshonestos y en especial a los ilegales”.

Foto: ČTKFoto: ČTK En la capital checa hay más de 2.000 compañías de taxi con más de 4.600 vehículos y unos 5.500 conductores. Muchas personas además, ofrecen este servicio en forma ilegal, según reconoció Adriana Krnáčová. El Ayuntamiento dispone de instrumentos para regular el servicio de taxi, pero no puede resolver todos los problemas en este sector, indicó Krnáčová.

”El Ayuntamiento de Praga está facultado para controlar a los taxistas y lo hace con regularidad. Hace dos semanas por ejemplo, hicimos un control de los precios de taxi y el resultado fue que de un total de 11 viajes, en nueve casos los taxistas cobraron un precio excesivo. Pero la regulación del servicio de taxi le corresponde al Ministerio de Transportes”.

Foto: ČTKFoto: ČTK El Ayuntamiento de Praga está dispuesto a seguir negociando con la Asociación de taxistas y, en colaboración con el Ministerio de Transportes, buscar algún compromiso a sus demandas. A la vez rechaza enérgicamente que se le trate de presionar con acciones como fue la protesta de los taxistas en el centro de Praga este lunes.

09-02-2016