Termina la crisis gubernamental

25-05-2017

Chequia tiene un nuevo ministro de Finanzas. Ivan Pilný reemplazó en el cargo a Andrej Babiš, destituido por sospechas de evasión fiscal, entre otros. Se espera que el nombramiento del nuevo jefe de las arcas estatales ponga punto final a la crisis gubernamental surgida hace unas tres semanas.

Ivan Pilný y Miloš Zeman, foto: ČTKIvan Pilný y Miloš Zeman, foto: ČTK Las discordias entre el primer ministro, Bohuslav Sobotka, y el ministro de Finanzas, Andrej Babiš, que hace tres semanas superaron el límite de lo aceptable, parecían desembocar en la caída del Gobierno.

Sobotka barajaba la dimisión de su Gabinete para optar más tarde por la destitución de Babiš. Finalmente decidió reemplazarlo por Pilný, tercer candidato propuesto.

Pilný subrayó que centrará su atención en el reforzamiento de la economía y las inversiones.

“Quisiera agradecer la confianza que depositó en mí tanto el primer ministro, como mi antecesor. Mi deber es apoyar la economía en el marco de las finanzas públicas, lo que garantizará una tasa de empleo sostenible y los beneficios para los empleados”, dijo.

El nombramiento de Ivan Pilný como nuevo ministro de Finanzas debería calmar la situación en la coalición gubernamental y en el escenario político checo, en general.

El jefe del Gobierno, Bohuslav Sobotka, indicó que uno de los deberes centrales del nuevo ministro será defender el déficit del presupuesto estatal para el próximo año, que debería ascender a unos 1.886 millones de euros.

“Para el Gobierno no será un debate fácil. Estoy convencido de que deberíamos mantener el déficit propuesto, que se basa en los pronósticos a largo plazo aprobados el año pasado y que coincide con el acuerdo de coalición”, resaltó.

Ivan Pilný representa el octavo cambio en el Gobierno de Bohuslav Sobotka. El presidente, Miloš Zeman, no se mostró muy satisfecho con la destitución del jefe de la Cartera de Finanzas, Andrej Babiš. El mandatario tardó 19 días en aceptar la propuesta del jefe del Gobierno de reemplazarlo.

Bohuslav Sobotka, foto: archivo del Gobierno ChecoBohuslav Sobotka, foto: archivo del Gobierno ChecoZeman le agradeció a Babiš por su labor y lo alabó por el superávit presupuestario conseguido, un eficaz cobro de impuestos y una efectiva lucha contra las evasiones fiscales.

“Fue un hombre que al frente del Ministerio hizo varias cosas que no había logrado llevar a cabo ninguno de sus antecesores”, destacó el presidente.

Por su parte, la oposición sigue insistiendo en la investigación de las sospechas que se ciernen sobre las actividades empresariales de Andrej Babiš.

El jefe del Partido Cívico-Demócrata (ODS), Petr Fiala, indicó que Babiš introdujo en el ministerio prácticas incompatibles con los principios democráticos y que debió haber abandonado el cargo mucho antes.

Mientras que el jefe de TOP 09, Miroslav Kalousek, expresó que el cambio personal no garantizará una revisión imparcial de las actividades de Babiš, que de facto seguirá dirigiendo el Ministerio de Finanzas.

25-05-2017