Terminó el estado de emergencia

07-04-2006

Terminó el estado de emergencia. Las autoridades checas decidieron cancelar, el jueves, un día antes de lo estipulado el estado de emergencia declarado como consecuencia de las inundaciones. Todo parece indicar que las inundaciones llegaron a su fin.

Foto: CTKFoto: CTK Las aguas de los ríos empezaron a descender y poco a poco la vida vuelve a la normalidad. Por recomendación del Instituto Meteorológico las autoridades checas cancelaron el estado de emergencia declarado en gran parte del país.

Se recomienda, no obstante, que los ciudadanos se mantengan en alerta, porque un eventual regreso de lluvias torrenciales podría aumentar nuevamente el cauce de los ríos.

El alcalde mayor de Praga, Pavel Bém, anunció que en la capital también se había cancelado el estado de emergencia.

"Tenemos informaciones de los daños en la capital no van más allá de los 300 mil euros. Claro que se trata de daños en las vías de comunicación y algunos inmuebles han sido afectados en mayor o menor medida", explicó el alcalde de Praga.

Alcalde mayor de Praga, Pavel BémAlcalde mayor de Praga, Pavel Bém Durante las trágicas inundaciones de 2002, la capital checa fue uno de los lugares más afectados, este año la tragedia de las aguas crecidas se trasladó al interior del país.

Los expertos insisten en que a pesar de lo peor parece haber pasado no se debe bajar la guardia, varios diques resultaron afectados por lo que deben aumentarse los controles.

En la mayoría de las localidades golpeadas por las riadas han empezado los trabajos de limpieza tras los que se podrán calcular los daños.

El Gobierno checo ha tomado una serie de medidas para ayudar a los damnificados, y para paliar los daños para ello aprobó un presupuesto extraordinario por más de 12 millones de euros, que en caso de necesidad podría aumentar de manera inmediata.

07-04-2006