Terminó el servicio militar obligatorio

31-03-2004

El último millar de jóvenes checos fueron alistados este martes al servicio militar obligatorio. A partir de enero de 2005, el Ejército será profesionalizado.

foto: CTKfoto: CTK En tiempos remotos, bajo la monarquía Austro-Húngara, el servicio militar obligatorio duraba para los checos hasta 14 años. Ese período se fue reduciendo progresivamente. Bajo el régimen comunista, los jóvenes eran llamados a las filas por 24 meses y tras la Revolución de Terciopelo los reclutas vestían el uniforme sólo por un año.

Según explicó el coronel Milan Solík, los últimos militares permanecerán acuartelados sólo nueve meses y deberían volver a casa antes de las Navidades.

foto: CTKfoto: CTK "Las primeras seis semanas, los reclutas recibirán entrenamiento de combate y después una instrucción especial. Transcurridos tres meses del adiestramiento, se irán a sus respectivas unidades a lo largo de la República Checa ", indicó el comandante de la base militar de la ciudad de Vyskov.

Los alistados se encargarán de oficios que solían desempeñar en la vida civil, dijo Jana Ruzicková, del Estado Mayor.

"Un 35 por ciento de los novatos hará el servicio de guardia, un 34 por ciento de los reclutas servirán como choferes. Entre las demás profesiones predominan cocineros, mecánicos de automóviles, electromecánicos e higienistas", señaló Jana Ruzicková.

Una vez profesionalizado el Ejército, la República Checa tendrá un total de 35 000 efectivos.

"Las armas ya son demasiado complicadas para que los reclutas del servicio obligatorio aprendan a manejarlas debidamente en tan corto período. Ese sistema es poco efectivo", indicó el jefe del Estado Mayor con respecto al motivo principal de la profesionalización de las Fuerzas Armadas checas. El Estado, no obstante, sigue teniendo el derecho de movilizar a la población en casos excepcionales, es decir, si se produce una catástrofe natural o industrial y, por su puesto, en un conflicto armado.

31-03-2004