Tocan de buena fe la música hispana

21-04-2005

De buena fe. De esta manera desean tocar los integrantes del Cuarteto "Bona Fide", y cabe decir que logran su propósito con éxito. Este miércoles dieron un concierto de música de autores españoles y latinoamericanos en la Capilla de los Espejos del palacio de Klementinum de Praga. El concierto se celebró en el marco de la Semana Cultural Española en Praga.

Obras de los compositores españoles Juan Crisóstomo de Arriaga y Joaquín Rodrigo, o del brasileño Héctor Villalobos se pudieron escuchar este miércoles en el Klementinum de Praga.

El Cuarteto Bona Fide, integrado por el flautista Petr Grau, el violinista Jakub Janský, la viola Hana Hermánková, y el violonchelista Petr Janek, surgió en 1996. A veces, como en el concierto de ayer, los acompaña el guitarrista Jaroslav Novák. La música hispana figura en el repertorio del Cuarteto "Bona Fide" muy frecuentemente, según nos explicó el flautista Petr Grau.

"Con la música latinoamericana me he encontrado por primera vez en grabaciones. Luego empecé a buscar intensamente las notas para poder tocarlas. Comencé con la Historia del tango para flauta y guitarra de Piazzola, que descubrí hace muchos años en Suiza. Con ´Bona Fide´ estudiamos otro repertorio de Piazzola, Villalobos, Teresa Carreño ..."

Este miércoles "Bona Fide" interpretó el cuarteto para cuerda en si menor de esa compositora venezolana.

"Conocí la obra de Teresa Carreño gracias al encargado de negocios de Venezuela en la República Checa, el señor Liendo, que era un cantante excelente y en los años 60 incluso cantaba en la Ópera de Berlín. Nosotros interpretamos a Carreño con motivo de la fiesta nacional de Venezuela en el palacio de Rudolfinum de Praga hace dos o tres años".

El temperamento, la franqueza y el hecho de no estar vinculada con demasiadas reglas. Éstas son las características de la música hispana que encantan a los músicos del Cuarteto "Bona Fide".

En 2004 pasaron a las semifinales del Concurso de Astor Piazzola de Milán, Italia. Hemos dado conciertos en la República Checa, Francia, Alemania, e individualmente también en varios países de América del Sur, enumera el flautista Petr Grau.

"El público latinoamericano es, sin duda, más espontáneo que el checo. Menos exigente en cuanto a la perfección, pero tanto más exigente en cuanto a la autenticidad de la interpretación se refiere".

Un concierto del Cuarteto "Bona Fide" en España está aún pendiente.

21-04-2005