Trece años de prisión por homicidio de índole racista

02-04-2002

A trece años de prisión fue condenado en la República Checa un "cabeza rapada" que hace un año asesinó a un gitano checo. La sentencia destaca la motivación racial del homicidio.

Vlastimil Pechanec, Foto: CTKVlastimil Pechanec, Foto: CTK A pesar de que en la República Checa se adoptan medidas cada vez más severas para combatir el racismo, el número de crímenes por motivos raciales sigue creciendo. Mientras que en 1990 fueron registrados 17 casos, en el año 2000 fueron más de 360. Ante los tribunales comparecen mayormente miembros del movimiento de los "cabezas rapadas", quienes atacan a gitanos y frecuentemente también a extranjeros.

La semana pasada el Tribunal regional de Hradec Králové - ciudad a unos 120 kilómetros al noroeste de Praga - condenó a trece años de prisión a Vlastimil Pechanec, de 22 años de edad, acusándole de asesinar a un gitano por motivos de raza. El crimen fue cometido en verano del año pasado en una discoteca en la ciudad de Svitavy. Un grupo de gitanos quería entrar en el recinto, cuando varios "cabezas rapadas" comenzaron a agredirles verbalmente y luego les atacaron a puñetazos y cuchillazos. Uno de los gitanos falleció en el hospital a causa de las heridas que, según se afirma en la sentencia, le causó el "cabeza rapada" Pechanec.

Compañeros de Vlastimil Pechanec, Foto: CTKCompañeros de Vlastimil Pechanec, Foto: CTK Esta no fue la primera vez en que el "cabeza rapada" Pechanec compareció ante los tribunales por cometer delitos de carácter racial. Desde 1996 fue procesado varias veces por agredir a gitanos o personas de color. En una de esas ocasiones Pechanec afirmó ante el tribunal ser defensor de la raza blanca pura y que su mayor deseo es que los gitanos y los negros desaparezcan de una vez por todas de la República Checa.

02-04-2002