Tres pelícanos del Zoológico de Praga fueron donados a la reina Isabel II

31-05-2019

Al Parque de St. James en Londres llegaron tres pelícanos del Zoológico de Praga. Sus nombres son Sol, Luna y Estrella.

Foto: Zdeňka KuchyňováFoto: Zdeňka Kuchyňová

Foto: Tereza Mrhálková, Archivo del Zoológico de PragaFoto: Tereza Mrhálková, Archivo del Zoológico de Praga Tres pelícanos blancos del Zoológico de Praga fueron trasladados a Londres este jueves. Su nuevo domicilio es el Parque St. James, ubicado al lado del real Palacio de Buckingham. Se trata de dos machos y una hembra, cuyos nombres traducidos al español son Sol, Luna y Estrella (Sun, Moon, Star).

Después de un largo viaje de 17 horas en jaulas, los animales llegaron al lugar, uniéndose a una familia de tres pelícanos que ya viven en el parque. No es la primera vez que el Zoológico de Praga proporciona sus pelícanos a Londres, como dice su director, Miroslav Bobek.

“Los tres pelícanos salieron del huevo en febrero de este año. Es una continuación de una larga tradición, ya que se han criado pelícanos bajo las ventanas del Palacio de Buckingham desde el siglo XVII. Durante mucho tiempo los proporcionaban los rusos, luego la Unión Soviética. Nosotros empezamos a donarlos al palacio en los años 90, cuando empezó a ser exitosa la cría. Fuimos unos de los pocos a los que se dirigieron los británicos. Este ya es el tercer transporte de pelícanos de nuestro zoológico a Londres.”

Por primera vez fueron enviados pelícanos blancos del Zoológico de Praga a Londres en 1995. Fue un grupo de cuatro animales. Luego en 2005 llegaron al Parque de St. James otros tres pelícanos criados en Chequia. Según los criadores, todos los pelícanos que anidan en Londres prosperan. Solo necesitan tener acceso al agua y a los peces, y vivir en una bandada para sentirse seguros.

El Parque de St. James, foto: Malc McDonald, Wikimedia Commons, CC BY-SA 2.0El Parque de St. James, foto: Malc McDonald, Wikimedia Commons, CC BY-SA 2.0 La oportunidad de donar los pelícanos al Parque de St. James es una cuestión de prestigio para el Zoológico de Praga, sostiene su director, Miroslav Bobek.

“Cooperamos con muchas instituciones, incluso de gran prestigio. Estamos muy orgullosos de poder proporcionar los pelícanos a la reina, a la corte real. En este sentido, es algo excepcional para el zoológico”.

La tradición de la cría de pelícanos en el Palacio de Buckingham llega hasta el año 1664, cuando los donó al rey Carlos II el embajador ruso en Londres. Durante la Guerra Fría proporcionaban pelícanos al parque real asimismo los estadounidenses. Sin embargo, según informes, a los pelícanos de EE.UU. no les iba bien en Londres. Como posteriormente descubrieron los científicos, se trataba de pelícanos pardos que viven en la orilla del mar, y el parque urbano no era un ambiente adecuado para ellos.

Foto: ČTK / AP / Petr David JosekFoto: ČTK / AP / Petr David Josek Un pelícano puede pesar hasta 15 kilogramos, siendo una de las aves voladoras más pesadas del mundo. Gracias a su gran pico con una bolsa puede tragar un pez de 30 centímetros sin problemas. Su envergadura es de hasta dos metros. Los pelícanos del Parque de St. James suelen permanecer en la superficie del estanque, pero a menudo se acercan a los caminos, ya que están acostumbrados a la compañía de personas.

En el Zoológico de Praga hay pelícanos desde 1933, y desde los años 90 se registraron grandes éxitos en su reproducción. En total han nacido en la República Checa 120 pelícanos. Aparte de pelícanos blancos, en el zoológico se pueden ver asimismo pelícanos orientales y ceñudos.

31-05-2019