Un concierto en homenaje a cuatro compositores checos fallecidos en campos de concentración

24-01-2005

Un concierto en homenaje a cuatro compositores de música checos que fallecieron en campos de concentración nazis se efectuará este lunes en Krakovia, Polonia.

Pavel Haas, Hans Krása, Viktor Ullmann y Gideon Klein fueron deportados primero al gueto judío creado por los nazis en Terezín, Bohemia del Norte, y luego de allí fueron trasladados al campo de concentración de Auschwitz, en Polonia.

Los tres primeros compositores checos fallecieron allí en 1944, en las cámaras de gas. Klein murió en otro campo de concentración en Alemania del Este a principios de 1945.

En la ciudad de Terezín, los judíos podían dedicarse a la música, un privilegio inaudito en la Europa ocupada por los nazis, que aprovecharon plenamente los músicos checos.

Ullmann compuso en Terezín la ópera "El Emperador de la Atlántida" en 1943, una sátira sobre la situación política durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1944, se estrenó un estudio de Haas interpretado por una orquesta fundada en Terezín. Los músicos acompañaron la proyección de una película propagandística nazi sobre la vida en el gueto. La obra fue reestranada sólo una vez más, ya que al día siguiente todos los integrantes de la orquesta fueron deportados a Auschwitz.

Klein, transportado a Terezín a sus 23 años, terminó allí su obra "Trío" el 9 de octubre, es decir, sólo nueve días antes de que fuera trasladado a Auschwitz.

Krása escribió en el gueto judío la ópera para niños "Brundibár", una historia de dos niños que cantan para poder comprar leche para su madre enferma. Les roba el dinero el malvado gigante "Brundibár", pero los niños, con ayuda de un perro, un gato y un gorrión, logran vencerlo y recuperar el dinero.

Con motivo del sexagésimo aniversario de la liberación de los campos de concentración en Europa, tendrá lugar una reunión especial de la Asamblea General de la ONU este lunes en Nueva York, EE.UU.

24-01-2005