Un encuentro con Holan

16-09-2005

"Mi vida era fantástica, porque era prosaica", reza en la casa donde vivió el gran poeta checo Vladimír Holan, ubicada en la isla praguense de Kampa. Para la poeta y traductora española Clara Janés el encuentro con Holan fue como un cuento de hadas. La impresionó tanto que empezó a traducir su poesía.

El primer encuentro de Clara Janés con Vladimír Holan se realizó a través del poema dramático "Una noche con Hamlet", traducido al español por el hispanista checo Josef Forbelský. En el año 1975 la poeta española visitó a Holan en su casa de Kampa, en Praga.

"Holan hablaba, pero no hablaba conmigo. Estuve allí acompañada de Vladimír Justl y de Josef Forbelský. Fueron tres horas de gran emoción y de oír hablar en checo. De vez en cuando me traducían alguna frase, y yo poco a poco me di cuenta de que si no se dirigía a mí, era porque había en él una profunda emoción. Eso se manifestó al final cuando me pidió que volviera, realmente casi tembloroso. Entonces, yo decidí estudiar el checo y volver".

Clara Janés recogió sus traducciones al español de la poesía de Vladimír Holan en las antologías Dolor, Antología, Pero existe la música y Abismo de Abismo. Al poeta checo le dedicó sus versos publicados en 1986 bajo el título "Kampa: poesía, música y voz". Sobre su encuentro con Vladimír Holan cuenta en el libro "La voz de Ofelia", que ha salido este mes de septiembre.

"El libro tiene una parte casi que parece un cuento de hadas. Por eso me ha costado mucho escribirlo porque cuando relatas una historia tan mágica, tú sabes que es verdad, pero los demás quizá duden, ¿no? Entonces, el hecho es que Holan escribió el poema La voz de Ofelia, donde Ofelia es de Barcelona, y lo vincula con la música, el Orfeo catalán que tenía su sede en el Palau de la Música. Ofelia hace un viaje a Bohemia y conoce a Mácha. Entonces, esto lo escribió en el año 72. Yo leí su libro, que me impresiona tanto, del 71 al 72, pero no me puse en contacto con él hasta en 74. Resulta que yo soy de Barcelona y estoy vinculada con la música por mi madre. Hice el viaje a Praga para conocerle a él. Son muchas coincidencias. Entonces, yo creo que es un tema de trasmisión de energías, estas cosas que uno no se puede explicar. El psicoanalista Jung le dio el nombre de sincronicidad. Son cosas que han sucedido y suceden, pero que la gente no se explica y yo tampoco me lo puedo explicar".

Clara Janés ha llegado esta vez a Praga para presentar su poesía en el recién inaugurado Instituto Cervantes, junto con otros poetas españoles, Antonio Colinas, Juan Antonio Masoliver Ródenas y Antonio Gamoneda.

16-09-2005