Un general checo se traslada a la base militar estadounidense en Qatar

19-03-2003

"Saddam Hussein con sus hijos tienen que exiliarse en 48 horas, de otra forma iniciaremos el ataque", declaró el presidente estadounidense, George Bush. El dictador iraquí rechazó rotundamente el ultimátum que vencerá dentro de unas horas. Debido al incremento de la crisis, el general checo, Petr Pavel, se trasladó a Qatar, de donde los estadounidenses dirigirán las operaciones militares.

Saddam Hussein, foto: CTKSaddam Hussein, foto: CTKLa República Checa oficialmente no se ha puesto de parte de la coalición antiiraquí encabezada por EE.UU., pero tampoco se opuso a apoyar el ataque militar. El primer ministro checo, Vladimír Spidla, expresó que los militares checos de la unidad antiquímica, desplegados en Kuwait, intervendrían en el conflicto sólo en caso de que sean utilizadas armas de destrucción masiva.

El general, Petr Pavel, señaló que en caso de que se produzca la guerra, la unidad antiquímica está dispuesta a actuar en cualquier localidad del Golfo Pérsico.

foto: CTKfoto: CTK"Todo, naturalmente, depende de si serán utilizadas armas de destrucción masiva. En tal caso la unidad tendría que trasladarse al lugar donde éstas se empleen, ya sea a Iraq o a cualquier otra localidad".

La guerra puede estallar dentro de unas horas. ¿Podría describir la primera fase del inminente ataque?

"Seguramente, la primera fase supondrá una extensa operación aérea que tratará de eliminar tanto la defensa antiaérea, como los misiles dirigidos. El bombardeo tendrá como objetivo poner fuera de combate tanto las bases aéreas, como puntos de reunión de las fuerzas terrestres. Tan sólo después de que la defensa iraquí sea paralizada, empezará la operación terrestre con el fin de ocupar Bagdad a la mayor brevedad. Las estimaciones optimistas suponen que la operación duraría unas semanas, como máximo un mes", sostuvo el general checo Petr Pavel.

19-03-2003