Un ingeniero checo fallece en Iraq en una explosión de gas natural

06-04-2004

Una explosión de gas natural en una refinería petrolera al sur de Iraq causó la muerte a un ingeniero checo y otros dos químicos checos resultaron heridos. La embajada checa en Iraq descartó la posibilidad de que la explosión fuera resultado de un atentado terrorista.

foto: CTKfoto: CTK Los ingenieros checos trabajaban en una refinería en la ciudad de Baidzhi, a unos 250 km al norte de Bagdad. El embajador checo en Iraq, Martin Klepetko, aseguró que el accidente no tiene nada que ver con la rebelión de la comunidad chiíta en la que murieron en el país últimamente decenas de personas.

"Los ingenieros checos inspeccionaban el estado de la refinería para su eventual reconstrucción. La explosión se produjo debido a un escape de gas natural. Los tres checos gravemente heridos fueron trasladados de inmediato en helicópteros estadounidenses a un hospital de los Aliados en Bagdad, donde desgraciadamente uno de los expertos falleció", sostuvo Klepetko.

La tragedia sucedió en el momento en que los checos pusieron en marcha su vehículo todoterreno. La chispa eléctrica hizo explotar el gas natural que se escapaba de la refinería.

Un avión alemán trasladó este lunes a los checos heridos a la República Checa. Los dos expertos fueron atendidos en un hospital de Praga.

Aunque la explosión se produjo el viernes pasado, el Ministerio de RR.EE. checo informó sobre el accidente el lunes, antes de que el avión con los dos checos heridos a bordo aterrizara en la capital checa.