Un mago en la ciudad mágica

30-11-2004

El deslumbramiento general, los aplausos y las risas acompañaron la actuación en Praga del ilusionista David Copperfield, quien inició en la capital checa su actual gira europea. Sobre el tema conservamos con Elena Horálková.

David Copperfield en Praga (Foto: CTKDavid Copperfield en Praga (Foto: CTK ¿Qué números presentó David Copperfield al público checo?

"El mago estadounidense inició el espectáculo atravesando una lámina de acero, con lo que hizo recordar su famosa proeza cuando atravesó la Gran Muralla China. Del público eligió a nueve espectadores que dejó de desaparecer y con otro grupo de personas apareció de pronto en Jamaica. Muy original resultó su último truco concebido especialmente para su actual gira por 11 países europeos. Tres personas elegidas casualmente entre el público dijeron varios números y en el siguiente momento el mago presentó una grabación de su voz, realizada con anterioridad, en la que se adivinaba los números. David Copperfield explicó que con este número cumplía el deseo de su abuelo, quien toda su vida jugó a la lotería pero jamás logró adivinar la combinación de números ganadora".

Todo indica que David Copperfield confirmó nuevamente que su "arte" no tiene parangón en el mundo.

David Copperfield en Praga (Foto: CTKDavid Copperfield en Praga (Foto: CTK "Así es. Sus actuaciones son espectáculos en el mejor sentido de la palabra. Además, sabe cómo ganarse las simpatías del público. Al llegar a un país, aprende frases de la lengua local y estudia la realidad. En Praga, el mago hizo referencia, por ejemplo, al cantante Karel Gott y al moderador de programas musicales Leos Mares, popular entre los jóvenes checos".

¿A qué atribuye su éxito el propio David Copperfield?

"La receta es, según sus palabras, simple: intenta cumplir sueños que la gente considera irreales. Por este motivo denominó su último espectáculo "Una noche íntima de grandes ilusiones" y lo dedicó al tema de los sueños."

No es la primera vez que el público checo disfruta del espectáculo de David Copperfield.

"Todo indica que David Copperfield se siente bien en la República Checa. Lo testimonia el hecho de que, desde 1998, visita este país por sexta vez. Según expresó en varias ocasiones, considera que Praga es una ciudad mágica. Por ello aseguró que nunca la hará desaparecer como lo hizo, por ejemplo, en el caso de la Estatua de la Libertad, en EE.UU."

30-11-2004