Un máximo de ocho años de prisión por la violencia doméstica

11-12-2003

Muchas mujeres checas sufren cada día del maltrato doméstico. En febrero del año pasado, un hombre mató a puñaladas a su esposa y a su hija. Este miércoles, la Cámara de Diputados aprobó la enmienda a la ley que supone castigar con más severidad al que cometa violencia doméstica en la República Checa.

foto: CTKfoto: CTK Si el Senado y el presidente del país aprueban el proyecto, la nueva ley sobre la violencia doméstica entrará en vigor el 1° de junio del próximo año. De esa forma, los agresores podrían ser condenados a un máximo de ocho años de prisión.

Según advirtió el abogado, Tomás Durdík, el maltrato es muchas veces muy difícil de comprobar por falta de pruebas y esto es un problema muy grave para la sociedad.

"Según algunos sondeos de opinión efectuados en 2001, un 75 por ciento de los encuestados señalaron que habían sido objeto del maltrato doméstico directamente o que sabían de personas que sufrían ese problema. Así que tenemos que darnos cuenta de que se trata de un fenómeno masivo ocultado en el pasado", afirmó el perito.

La mayoría de los legisladores aplaude la iniciativa para combatir con más eficacia la violencia doméstica, ya que la policía en la actualidad carece de medios para intervenir contra los agresores. Por su parte, el ministro del Interior, Stanislav Gross, no está del todo satisfecho con el proyecto y propone que la República Checa introduzca el sistema que funciona en Austria.

"El sistema austríaco brinda a la policía varias competencias, por ejemplo, posibilita aislar al agresor de su familia, aunque sólo sea por un periodo limitado. Creo que en aquellos casos, la ayuda inmediata es lo más importante", explicó el ministro quien no respaldó este miércoles el proyecto sobre la violencia doméstica.

11-12-2003