Un nuevo manual ayudará a los escolares extranjeros aprender checo

06-12-2016

Más de 18.000 menores extranjeros estudian en las escuelas de enseñanza básica en Chequia. El mayor problema que enfrentan son los escollos del idioma checo. Un nuevo manual que instruye a los educadores sobre cómo enseñar checo a los escolares extranjeros, podría ayudarles a superar ese obstáculo con mayor facilidad.

Foto: NIDVFoto: NIDV El número de extranjeros en las escuelas checas de enseñanza básica aumentó este año escolar en unos dos mil alumnos en comparación con el curso anterior. La mayoría del total de 18.281 colegiales extranjeros de 111 países que viven y estudian en la República Checa proviene de países de la Unión Europea, así como de Ucrania y Vietnam. De este último país es también Huang a quien en la escuela checa lo llaman con un nombre típico local, Honza. A pesar de vivir en Praga desde hace dos años, Huang sigue teniendo problemas con el checo, según admitió para la Televisión Checa.

”A veces me va bien, pero otras veces mal con el checo. Y eso es todo lo que quiero decir”.

Huang y su maestra, foto: ČTHuang y su maestra, foto: ČT La maestra de Huang confirma que el niño tiene dificultades con el checo, y que habla utilizando puros infinitivos. A mejorar los conocimientos de checo a este escolar de Vietnam, y a otros colegiales extranjeros podría ayudarles un nuevo manual, titulado Hezky česky (En buen checo), publicado hace poco. Su autora, Jana Táborková, confía en que este compendio facilitará el trabajo a los educadores.

”Al comienzo de cada lección hay un diccionario compuesto de imágenes que expresan determinadas palabras utilizadas en ese capítulo. Con los dibujos enlazan después diversas tareas de carácter comunicativo, que debe cumplir el alumno”.

Jana Táborková, foto: ČTJana Táborková, foto: ČT El surgimiento de este manual es aplaudido por los maestros de enseñanza primaria y secundaria en Chequia, quienes sostienen que el cambio de país, escuela y amigos, y la adaptación a las nuevas condiciones y un nuevo idioma, provoca a muchos escolares extranjeros un cierto trauma. No todas las escuelas están en condiciones para pagarles a los alumnos extranjeros a un asistente que les ayude o clases de idioma checo extra, como dijo a la Televisión Checa Jitka Kendíková, directora de un liceo y escuela básica de Praga.

Foto: NIDVFoto: NIDV”Los alumnos extranjeros deberían ser incluidos en el sistema que brinda medidas de apoyo para el estudio y que es ofrecido a niños con diversos problemas de aprendizaje. Pero las instituciones que deciden sobre el otorgamiento de esa ayuda, consideran que el ser alumno extranjero con problemas con el idioma, no es lo mismo que un alumno con dificultades de aprendizaje patológicas”.

La mayoría de los colegiales extranjeros se ven obligados así a superar solos la barrera del idioma checo. El nuevo manual de checo es un instrumento en manos de los educadores que persigue ayudar a los alumnos de otros países a dominar el checo con mayor facilidad y de forma atractiva.

06-12-2016