Una agencia espacial de la UE tendrá su sede en Praga

12-12-2019

La República Checa albergará la sede de una nueva agencia de la Unión Europea dedicada a temas espaciales, que se unirá a los trabajos ya existentes en torno al proyecto Galileo.

Foto: NASAFoto: NASA La sede de GSA en Praga, foto: ŠJů, Wikimedia Commons, CC BY 4.0La sede de GSA en Praga, foto: ŠJů, Wikimedia Commons, CC BY 4.0 Una nueva agencia europea nacerá con el objetivo de dirigir el Programa Espacial de la Unión Europea, y su sede estará a partir de 2021 en Praga, según anunció el Ministerio de Transportes esta semana. Esto dará a Chequia un papel fundamental en el futuro desarrollo de las actividades espaciales de la UE.

La agencia, que tendrá la denominación oficial de “European Union Agency for the Space Program” (EUSPA), nacerá como una ampliación de la GSA, encargada del sistema de navegación europeo Galileo, y que ya actualmente tiene su sede en la capital checa, donde emplea a 100 personas. Tras la futura ampliación, se espera que en la agencia trabajen unas 700 personas.

El Estado checo ha manifestado recientemente su intención de implicarse más a fondo en la investigación espacial. Por ejemplo, el Gobierno planea desde el próximo año aumentar notablemente sus aportaciones a la Agencia Espacial Europea (ESA), como confirmó Václav Kobera, director del Departamento de Actividades Cósmicas del Ministerio de Transportes.

“Incrementaremos ese presupuesto en 11 millones de euros, con lo que llegaremos a alrededor de 60 millones de euros”.

Karel Dobeš, foto: Kadofr, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0Karel Dobeš, foto: Kadofr, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0 Asimismo, a nivel de compañías Chequia también está teniendo un papel relevante en los últimos años en la producción de componentes espaciales. Se producen en el país paneles solares para satélites, software de navegación y sistemas ópticos, entre otros. Por ejemplo, también son de producción checa unas piezas para ayudar a estabilizar los motores auxiliares de las naves, como explica Karel Dobeš, gerente de las compañías ATC Space y OHB Czechspace.

“Nos atrevemos a confirmar que somos una parte importante a través de estas piezas que hacemos para naves que en 2020 irán al espacio”.

Otro caso de un importante aporte checo a la investigación espacial es el de unas nuevas baterías, según cuenta el director de la división CSRC Space, de la compañía BD Sensors, Marek Šimčák.

“Este dispositivo es revolucionario sobre todo en el sentido de que sustituye a las pesadas baterías que se usan en la actualidad”.

Según el Ministerio de Transportes, las inversiones en este campo devuelven a la economía nacional una cantidad ocho veces superior, y es además un sector que se encuentra en auge.

La Unión Europea ha propuesto para los próximos siete años una subida del 30 % del presupuesto destinado a su Programa Espacial, con lo que se alcanzarían los 16 000 millones de euros.

12-12-2019