Una multitud acompaña el último viaje de Václav Havel al Castillo

21-12-2011

Los restos mortales del ex presidente Václav Havel se encuentran ya en la Sala Vladislao del Castillo de Praga, donde permanecerán hasta su funeral de Estado este viernes. Unas 10.000 personas acompañaron el cortejo fúnebre por el centro de Praga.

Foto: ČTKFoto: ČTK A las 8:00 horas de la mañana partía desde el centro cultural La Encrucijada Praguense, en la antigua iglesia de Santa Ana, el auto con el féretro de Václav Havel. Su viuda, Dagmar Havlová, familiares y amigos más cercanos seguían la marcha que atravesó el Puente de Carlos y subió hasta el Castillo. Según varias fuentes, hasta 10.000 personas se unieron al cortejo fúnebre.

Unos 700 policías velaron por el buen transcurso de la marcha. En el área del Castillo, el Ejército checo se hizo cargo del acto. Los restos de Havel se depositaron en la misma pieza de artillería que transportó los del primer presidente de la República de Checoslovaquia, Tomáš Garrigue Masaryk, de la que tiraron seis caballos negros de la raza de Kladruby.

En la Plaza de Loreto, la entrada del ataúd al Castillo, fue acompañada de salvas al aire hechas por soldados de la Guardia del Castillo, el doblar de las campanas, y posteriormente por los aplausos de la multitud, que hacía sonar también sus llaves, como durante la Revolución de Terciopelo.

Václav Klaus, foto: ČTKVáclav Klaus, foto: ČTK El presidente Václav Klaus recibió el féretro en la sala Vladislao. “Como autor literario, creía en el poder de la palabra”, dijo en su discurso. El mandatario calificó a Havel como “convencido baluarte de los valores, la democracia y los derechos humanos”.

“Václav Havel, presidente, político, intelectual, artista, persona, ha muerto. Su obra, sus ideas, su legado y su ejemplo quedan con nosotros. Nos corresponde a todos buscar en él enseñanza e inspiración, para aprovecharla tanto en cada uno de nosotros como en todo el país y su porvenir”.

Desde las 13:00 horas, la sala está abierta al público, que podrá despedirse del ex presidente hasta el jueves.

Foto: ČTKFoto: ČTK El viernes tendrán lugar los funerales de Estado. Con el avance de las horas, sigue confirmándose la asistencia de más mandatarios de todo el mundo. El presidente de Francia Nicolas Sarkozy lo hizo este martes, uniéndose seguramente al matrimonio Clinton y a la antigua responsable de la diplomacia estadounidense, Madeleine Albright, que participará también con un discurso en honor de su amigo Havel.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, confirmó este miércoles su presencia. Al igual que el presidente de Polonia, Bronislaw Komorowski, que volará a Praga directamente desde China, donde se encuentra de visita de trabajo.

La Sala Vladislao, foto: ČTKLa Sala Vladislao, foto: ČTK Por parte de Eslovaquia llegarán tanto el presidente, Ivan Gašparovič, y la primera ministra, Iveta Radičová. También asistirán los mandatarios de Austria, Hungría, Estonia, Georgia y Eslovenia. De Suecia llegará el ministro de Asuntos Exteriores, Carl Bildt, y de Rusia el defensor del pueblo, Vladimir Lukin.

Finalmente, parece que la canciller alemana Angela Merkel no asistirá al acto. Por los límites de aforo, habrá cabida para dos únicos representantes por país. Tras el acto, Václav Havel será incinerado en el crematorio de Strašnice.

21-12-2011