Una selección diezmada se enfrentará a Kazajstán y Letonia

01-09-2015

Con un once titular muy remendado buscará la selección checa de fútbol otros seis puntos en las eliminatorias para la Eurocopa 2016. Debido a las numerosas bajas, el seleccionador Pavel Vrba se verá obligado a alinear frente a Kazajstán y Letonia un medio campo casi totalmente nuevo con respecto a las jornadas anteriores.

Pavel Vrba, foto: ČTKPavel Vrba, foto: ČTK Dos victorias obligatorias. La selección checa no puede aceptar otros resultados frente a Kazajstán y Letonia en la séptima y octava jornada de las eliminatorias, si quiere alcanzar el pasaporte a Francia el próximo año.

El cuadro nacional ocupa la segunda plaza del grupo A, que le garantizaría un viaje directo al país galo sin una escala de repesca, inminente en el caso de terminar en la tercera posición.

Todos son reemplazables, excepto Rosický

La tarea resultará más difícil aún, ya que el once titular checo, y en particular su parte ofensiva, quedó en ruinas. Tanto Jaroslav Plašil, como Václav Pilař, Lukáš Vácha y Tomáš Rosický, o sea casi toda la línea medular del cuadro checo, están de baja.

David Lafata, foto: ČTKDavid Lafata, foto: ČTK Sobre todo la ausencia de este último es la que más sentirá el cuadro nacional en los próximos días, resaltó el delantero David Lafata.

“Aunque se dice que nadie es imprescindible, este dicho no vale en el caso de Tomáš. Un futbolista de su talla no ha jugado aquí durante mucho tiempo y es posible que no vuelva a jugar otros cien años. Así que a él no lo podemos reemplazar. Tenemos que intentar cubrir el hueco que dejará en el once de manera colectiva. Él inventaba las jugadas. Si nada nos salía, él tomaba el balón, esquivaba a dos o tres rivales y dirigía la ofensiva, eso lo vamos a echar de menos seguramente”, dijo.

En el medio campo habitual ha quedado tan sólo Bořek Dočkal, que abrió el marcador en la ida contra Kazajstán, en la que los checos triunfaron en Astaná por 2-4.

Sin embargo, este jueves en la ciudad de Pilsen al cuadro nacional le espera un partido totalmente diferente contra el colista del grupo A, que suma un solo punto, según opinó el jugador del Sparta de Praga.

“En la ida ellos estaban en casa así que trataron de jugar de manera más abierta y nosotros teníamos más espacio en el ataque. Ahora es posible que afuera jueguen de manera más precavida, o sea que tendremos que tener aún más paciencia”, señaló.

Vedado el lujo de tropezar

Foto: ČTKFoto: ČTK Mientras que en octubre pasado los checos derrotaron, a domicilio, sin problemas a Kazajstán, en marzo tropezaron inesperadamente en casa frente a Letonia con la que salvaron el empate a uno en el último suspiro del partido.

A partir de allí el cuadro nacional ya no se puede permitir ningún pinchazo frente a unos rivales teóricamente más débiles para mantener la prometedora ventaja de tres puntos por delante de Holanda en vista de la difícil recta final de las eliminatorias que le espera.

En las últimas dos jornadas de la clasificación, los checos se cruzarán en octubre sucesivamente con Turquía, en casa, y el último partido lo jugarán en los Países Bajos.

01-09-2015