Una visión renovada de los husitas en el Museo de Tábor

03-08-2010

El Museo Husita de Tábor prepara para este mes la reapertura de su exposición permanente sobre los seguidores del reformista Juan Hus. La ocasión ha permitido dar un nuevo enfoque a la muestra, más moderno, ameno y objetivo.

Foto: www.husitskemuzeum.czFoto: www.husitskemuzeum.cz La ciudad de Tábor fue fundada en 1420 por el ejército husita y desde entonces constituye en sí misma uno de los símbolos más representativos de este movimiento protestante checo. No es de extrañar que el antiguo edificio de su Ayuntamiento albergue la exposición más importante sobre Juan Hus y sus seguidores.

No en vano, los tiempos cambian y la muestra, originalmente diseñada entre los años 70 y 80 del siglo pasado, se quedó rápidamente anticuada, tanto en la forma de presentación como en los mismos contenidos, superados por los recientes hallazgos arqueológicos.

Zdeněk VybíralZdeněk Vybíral El replanteamiento de la exposición ha permitido además limpiar la pátina ideológica que perduraba en la concepción original, como explica el historiador del Museo Husita de Tábor, Zdeněk Vybíral.

“Hemos intentado ofrecer a los visitantes una mirada al movimiento husita desprovista de interpretaciones anteriores o del punto de vista de las generaciones precedentes. Especialmente en los tiempos del régimen comunista, el husismo fue utilizado como medio de lucha ideológica, lo que ha deformado la visión que tiene de los husitas la generación actual”.

La figura de Juan Hus y las posteriores guerras emprendidas por sus partidarios fueron retomadas por el nacionalismo checo del siglo XIX como uno de sus más poderosos símbolos. Con la independencia de Checoslovaquia en 1918 surgió incluso una iglesia husita, alentada por el nuevo Estado. Durante el comunismo, la doctrina oficial consideró el husismo como una revolución social, en la que los explotados se alzaron contra los explotadores, es decir, contra la nobleza y la Iglesia Católica.

La nueva exposición tratará que el público llegue a una interpretación propia de este complejo periodo de la historia checa. Las nuevas tecnologías permitirán que el viaje en el tiempo sea lo más ameno posible.

Foto: www.husitskemuzeum.czFoto: www.husitskemuzeum.cz “Tenemos preparados varios programas audiovisuales que se remontan a la vida de Juan Hus y a los diversos monumentos que, cada uno a su manera, interpretan su vida y su legado. Algunos de estos programas analizan el concilio de Constanza, durante el cual Hus fue condenado y quemado en la hoguera”.

La nueva exposición coincide con el fin de las excavaciones arqueológicas en el Ayuntamiento Viejo de Tábor. La restauración del edificio y la exposición de los objetos encontrados: monedas, armas y herramientas, constituyen un aliciente más para la visita.

03-08-2010