Václav Havel volvió a colocar a Checoslovaquia en el mapa del mundo

30-12-2009

Hace 20 años, el 30 de diciembre de 1989, el escritor, dramaturgo y ex preso político Václav Havel asumió el cargo de presidente de Checoslovaquia. Su elección unánime el día anterior, por el Parlamento todavía comunista, selló el proceso iniciado el 17 de Noviembre en la Avenida Nacional de Praga. Tras 40 años de totalitarismo, los checos y eslovacos tomaron las riendas de su país en el camino hacia la democracia.

“Les prometo que no decepcionaré su confianza y conduciré este país hacia las elecciones libres”.

Con estas palabras Václav Havel se dirigió hacia la muchedumbre reunida bajo el balcón del Castillo de Praga, sede de los gobernantes checos, para anunciarle su investidura como presidente de la República que aún llevaba el atributo ‘socialista’.

El 30 de diciembre de 1989 era sábado. Cuando el nuevo mandatario llegó a su oficina para iniciar su trabajo, la encontró cerrada. Dos días más tarde Václav Havel pronunció el tradicional discurso presidencial de Año Nuevo.

“Quizá se pregunten con qué república sueño. Les contesto. Con una república independiente, libre, democrática, con una república que prosperará económicamente y a la vez será socialmente justa. En breve, con una república humana que sirva al hombre y por eso tiene la esperanza de que también el hombre servirá a ella”.

Siguieron meses de agenda apretada y sin descanso. Cada mes llegaban a la oficina presidencial unas siete mil cartas y otros miles de ciudadanos acudían personalmente, porque veían en Václav Havel a la máxima autoridad.

El quinto día en el cargo el presidente visitó ambas partes de la Alemania todavía dividida. En febrero de 1990 realizó su primer viaje oficial a EE.UU. En su inolvidable discurso ante el Congreso, recibido con prolongados aplausos, Havel expresó su legendario deseo: “Si ayudan a la Unión Soviética en el camino hacia la democracia, ayudarán no sólo a los checos y eslovacos, sino al mundo entero”.

Ese mismo mes Havel visitó Moscú donde fue firmado el acuerdo sobre la retirada de las tropas soviéticas, que ocuparon Checoslovaquia desde agosto de 1968. Václav Havel fue el primer presidente checoslovaco que visitó Israel y el primer jefe de Estado que se reunió con el líder espiritual tibetano Dalái Lama. En abril se celebró por primera vez en territorio checo una misa oficiada por el Papa Juan Pablo II. En junio de 1990, las primeras elecciones libres tras más de 40 años pusieron fin a la Revolución de Terciopelo.

En un documental de la Televisión Checa, surgido con motivo del 20 aniversario de su elección, Václav Havel resumió que su presidencia era una gran oportunidad, aunque todo el tiempo se quejaba de ser presidente.

“Fue mucho más un sufrimiento de lo que cualquiera sepa y piense. Al mismo tiempo no me atrevería a decir que fue una equivocación. En cierta manera fue un don. ¿A quién le sucede estar en medio de los acontecimientos que cambian la historia del mundo y tener incluso influencia en ellos?”.

Václav Havel permaneció en el cargo de primer mandatario poco más de 13 años, hasta el 2 de febrero de 2003.

30-12-2009