Václav Klaus dejó la presidencia del oposicionista Partido Cívico Democrático

16-12-2002

Después de casi 12 años al frente del Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, dejó este domingo la presidencia de la formación que fundara hace más de una década, como partido de corte conservador. El congreso nombró al frente de la agrupación a Mirek Topolánek de 46 años.

Václav Klaus, Foto: CTKVáclav Klaus, Foto: CTK Václav Klaus, conocido como el padre de la reforma económica checa, seguidor de Margaret Thatcher y de posturas euroescépticas fue una de las figuras más sobresalientes del escenario político checo tras el fin del comunismo.

Deja la cúpula del Partido Cívico Democrático, pero permanece como presidente de honor. La nueva meta de Klaus es la presidencia de la república. Pero todo dependerá de los acuerdos entre las formaciones parlamentarias a cargo de quienes está la elección del presidente.

Durante el congreso del Partido Cívico Democrático, el fin de semana, Mirek Topolánek derrotó a los candidatos preferidos de Václav Klaus, por ejemplo a Jan Zahradil y a Petr Necas. Klaus no ocultó su sorpresa, pero como indicara el propio Topolánek se comportó de manera profesional.

Mirek Topolánek y Václav Klaus, Foto: CTKMirek Topolánek y Václav Klaus, Foto: CTK Al evaluar la elección de Mirek Topolánek, el saliente Klaus dijo que no veía en él ningún problema, pero sí en las personas que le sugirieron que presentara su candidatura. Ellos esperan algo y no necesariamente él podrá cumplirlo.

Las declaraciones de Klaus revelan que en las filas de su formación existen ciertas fisuras y que él agotó su gestión dentro del Partido Cívico Democrático.

Mirek Topolánek, Foto: CTKMirek Topolánek, Foto: CTK El propio Mirek Topolánek subrayó que lo más importante es mantener la unidad del partido. Las figuras claves que habían acompañado a Klaus en los últimos años perdieron todo protagonismo.

Ivan Langr, quien en su momento fue la mano derecha de Klaus no fue reelecto a la cúpula política, tampoco Miroslav Benes y mucho menos Vlastimil Tlustý, de quien Klaus dijo recientemente que era el mejor político de su formación.

De manera muy sutil la gobernante socialdemocracia dijo que no veía ningún tipo de acercamiento con el Partido Cívico Democrático, pero que Mirek Topolánek era un político con el que se podía dialogar.

16-12-2002