Václav Klaus rechaza combatir la tiranía con guerra

21-03-2003

El presidente checo, Václav Klaus, rechaza la idea de combatir la tiranía con la guerra El cambio de regímenes mediante la guerra es un fenómeno nunca antes registrado en la historia, sostiene Klaus.

La postura oficial de la República Checa debe ser constante. Según Klaus, sería erróneo cambiar de opinión según el desarrollo de la situación. La República Checa debe actuar como un país soberano e insistir siempre en posturas propias.

El presidente checo, Václav Klaus, foto: CTKEl presidente checo, Václav Klaus, foto: CTK Según el portavoz presidencial, Tomas Klvana, Klaus confía que pronto serán logrados los objetivos de la operación militar y que ésta transcurrirá sin grandes pérdidas humanas y sufrimiento para la población civil.

"El presidente checo constata que la República Checa no forma parte de la coalición que atacó a Irak. Tampoco participa en las operaciones militares. Václav Klaus anunció que la unidad antiquímica en Kuwait se rige según el mandato que le fue otorgado por el Parlamento checo, y que le permite participar en acciones humanitarias y de rescate", declaró el portavoz presidencial.

Saddam Hussein, foto: CTKSaddam Hussein, foto: CTK Los criterios de la Unión Europea y de EE.UU. en cuanto a la crisis en Irak difieren, pero el presidente checo defiende la opinión que la República Checa no debería inclinarse por una u otra parte. "La postura de la República Checa no tiene que ser como la francesa o la estadounidense, sino siempre tiene que ser propia", insistió Klaus.

El gobierno checo apoya a la comunidad mundial que quiere desarmar a Saddam Hussein. Klaus considera que es una tarea legítima, no obstante, afirmó que no se siente convencido de que el método elegido por la coalición de países, encabezados por EE.UU., es el más correcto.

Václav Klaus rechaza categóricamente las especulaciones de algunos periodistas de que EE.UU. atacó a Irak por intereses económicos. "Estas opiniones carecen de fundamento", afirmó el presidente checo.

21-03-2003