Vinohradská 12: el Edificio de la Radio cerró sus puertas

31-08-2007

No se trata sólo de una dirección. Es un símbolo para el país. Testigo de guerras, invasiones y revoluciones, de tristezas y alegrías, el histórico edificio de la Radiodifusión Checa será completamente renovado y abrirá de nuevo dentro de dos años.

Un gigantesco candado simbólico, cerrado con llave por el director general de la Radiodifusión Checa, Václav Kasík, clausura desde este viernes las puertas de Vinohradská 12.

Pero no es un cierre definitivo. Termina algo viejo para que algo nuevo comience. Las obras de renovación del edificio, sede también de la redacción de Radio Praga en español, ya están en marcha.

Todos sus empleados fueron trasladados a otras dependencias y se estima que los trabajos durarán dos años, con una inversión de 550 millones de coronas, casi dos millones de euros.

Y si durante la ceremonia de clausura se podía palpar un ambiente nostálgico, subrayado por una trompeta que no paraba de gemir, Václav Kasík se mostró optimista frente al cambio.

"Cierro la puerta de este edificio con candado para cambiar su abrigo, su traje, por medio de una completa renovación. No obstante, confío que el espíritu que reina en este importante edificio, que significa mucho para toda la nación checa, seguirá vivo después de la reconstrucción", dijo Václav Kasík.

El edificio fue construido entre los años 1929 y 1932, originalmente para Correos y Telégrafos y para la Radiodifusión Checoslovaca, que comenzó a operar oficialmente aquí el 10 de diciembre de 1933. El inicio de las transmisiones coincidió con la celebración de los diez años de la Radiodifusión Checoeslovaca.

Václav Kasík justificó esta esperada y necesitada renovación debido a que el edificio se había visto perjudicado con el paso del tiempo.

"Creo que esta ansiada reconstrucción influirá de manera positiva, no de manera negativa, porque un monumento tiene que ser conservado y el edificio ha sido perjudicado con el correr del tiempo, ha envejecido", agregó Kasík.

El director general fue enfático al decir que el edificio no sufrirá cambios significativos, ya que la idea es respetar el diseño original de la obra.

Director general de la Radiodifusión Checa, Václav KasíkDirector general de la Radiodifusión Checa, Václav Kasík "La entrada cambiará poco aunque el vestíbulo será reconstruido, porque durante la Segunda Guerra Mundial fue destruido por una bomba y el actual no es el original. Volverá a su diseño de antes, porque el edificio no será modernizado, será reconstruido en su versión original", subrayó.

El edificio de la Radiodifusión Checa ha jugado un rol vital en la historia del país. Desde aquí se transmitió durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar de las bombas que caían. Aquí se luchó fieramentre contra las fuerzas de ocupación soviéticas, en 1968. Y aquí se congregaron miles de personas para celebrar la Revolución de Terciopelo, en 1989.

Testigo mudo, inamovible de la historia. Una historia regada con sangre y lágrimas, con risas y cánticos.

El Edificio de la Radio ha sobrevivido impasible a los avatares del destino de la nación checa y lo seguirá haciendo por muchos años más.

Foto: S. Budkova

31-08-2007