Viva planta prehistórica en el Jardín Botánico de Praga

11-04-2006

El Jardín Botánico de Praga presenta al público una de la más raras y antiguas plantas del mundo proveniente de Australia.

No es un espectáculo común ver a una planta en una jaula y vigilada por dos guardaespaldas, sin embargo, así fue cuando el Jardín Botánico de Praga adquirió la planta australiana Wollemia nobilis que actualmente está expuesta en el invernadero del Jardín. Las medidas de seguridad inusuales las explicó Eva Smrzová, comisaria del Jardín Botánico de Praga.

"Cada planta cultivada fuera de Australia debe encerrarse en una jaula. La nuestra es circular, de dos metros de diámetro y dos y medio de altura y provista de dos cerraduras. Cuando la planta se exponga fuera del invernadero su jaula deberá ser empotrada en las bases de hormigón".

La planta es rarísima y primera de su género que ha llegado a la República Checa. Fue descubierta por David Noble, el empleado de los parques de Nueva Galés del Sur en Australia. Hasta el año de su descubrimiento, en 1994, la planta fue desconocida hasta por los mismos aborígenes australianos. El Jardín Botánico recibió la planta directamente de un vivero dedicado al cultivo de Wollemia nobilis.

"La planta es una araucaria típica, es un conífero con agujas más fuertes que los coníferos checos. Las agujas crecen de ambos lados de las ramas en dobles filas. Otro rasgo típico es la corteza que parece un chocolate esponjoso", especificó la comisaria del Jardín Botánico, Eva Smrzová.

El área de distribución de la planta es muy restringida en la naturaleza. Vive en dos pequeñas zonas de los profundos cañones del parque Wollemy, de ahí su nombre Wollemia, y su existencia es muy amenazada por impactos no deseados. Se estima que en la naturaleza existen entre 40 y 80 ejemplares de plantas adultas y uno ó dos centenares de plantas jóvenes. El número exacto de plantas adultas no es fácil de determinar, ya que de la base de un árbol crecen varios troncos.

11-04-2006