Vivir en Praga resulta cada vez más caro

22-06-2005

Praga figura entre las treinta ciudades más caras del mundo. El coste de vida aumentó en el último año en un ocho por ciento. Esto se desprende de los resultados de un estudio comparativo, referente a más de un centenar de ciudades mundiales.

Praga, la Plaza de la Ciudad ViejaPraga, la Plaza de la Ciudad Vieja La vida en Praga es cada vez más costosa. Aumentan los precios de los alquileres, los alimentos, el transporte, los servicios públicos, etc.

Mientras que el año pasado, la capital checa se situó en el lugar número 49 en cuanto al coste de vida se refiere, actualmente ocupa el puesto 28.

De las ciudades centroeuropeas, en la primera treintena de ciudades más caras se ubicaron también Varsovia y Budapest. La capital húngara es, además, la metrópoli con el coste de vida más alto de los diez países que en 2004 se incorporaron a la Unión Europea.

Precisamente al ingreso en la Unión Europea atribuyen los autores del estudio el creciente coste de vida en Praga y en el resto de las grandes urbes centroeuropeas. Gracias a ello, las economías de los nuevos países se acercan al nivel de la Unión Europea, aseguran los autores del estudio. Agregan que uno de los factores importantes lo representa también el fortalecimiento de la corona checa frente al dólar estadounidense.

Tokio es la ciudad que encabeza la lista, elaborada por la agencia internacional Mercer Human Resource Consulting. La capital japonesa está seguida por Osaka, Londres y Moscú. Según autores del estudio, la ciudad más barata es Asunción, Paraguay.