Vladimir Spidla, se arriesgó y ganó

31-03-2003

Vladimir Spidla se anotó otra victoria. El líder de la gubernamental socialdemocracia fue reelegido a la presidencia partidista en un Congreso muy peleado.

Vladimir Spidla, foto: CTKVladimir Spidla, foto: CTK Tras la derrota socialdemócrata en las elecciones presidenciales, que dejaron al descubierto las fisuras en el seno del principal partido de la coalición gubernamental, Vladimir Spidla pidió al Parlamento una moción de confianza y la consiguió.

Eso le permitió demostrar que el gobierno de coalición está en condiciones de continuar su gestión. Pero se le venía encima el Congreso del partido, donde se creía que los seguidores del ex primer ministro y antiguo líder socialdemócrata Milos Zeman pedirían su cabeza.

Vladimir Spidla se arriesgó y ganó. Sigue siendo Primer Ministro con el apoyo del Parlamento y además presidente del partido socialdemócrata. En el discurso de clausura del Congreso, Vladimir Spidla hizo un llamamiento a la unidad de todos los socialdemócratas.

"La discusión fue dura, en muchas oportunidades hasta sin miramientos, pero creo que nos hemos purificado, creo que hemos logrado nuestro objetivo" dijo Spidla haciendo alusión a la unidad, al tiempo que subrayó que como partido mayoritario dentro de la coalición deberá cumplir sin excepción los compromisos y promesas que se hicieron al electorado.

Los socialdemócratas aprobaron en su Congreso una resolución sobre la guerra en Irak que resulta más fuerte que la del propio Gobierno que encabezan.

"El Congreso socialdemócrata expresa su desacuerdo con la guerra que EE.UU. y Gran Bretaña mantienen contra Irak, ya que no disponen de la aprobación de Naciones Unidas, o sea que violan el derecho internacional", se indica en la resolución socialdemócrata.

Según explicara el lider socialdemócrata la resolución partidista no obliga al gobierno a cambiar o a revisar su postura.

A pesar del resultado del Congreso y de haber logrado estabilidad en sus filas, la prensa checa indica que la socialdemocracia tiene un arduo camino por delante en el que las rivalidades internas mermarán con la aparición de un líder fuerte que consiga una unidad duradera.

Fotografías del Congreso de la Socialdemocracia de Zdenek Valis:

31-03-2003