Zapatos que Ladislao Póstumo usó en su funeral se exponen en el Castillo de Praga

21-11-2007

Los visitantes del Antiguo Palacio Real en el Castillo de Praga pueden ver vestigios de otro gobernador checo. La exposición permanente, que cuenta la historia de la sede de los reyes y presidentes checos, fue ampliada con las ropas, incluyendo zapatos, que Ladislao Póstumo usó en su funeral.

Zapatos  de Ladislao Póstumo (Foto: CTK)Zapatos de Ladislao Póstumo (Foto: CTK) El rey checo y húngaro Ladislao, nieto del emperador romano-germánico Segismundo de Luxemburgo, nació en la actual ciudad eslovaca de Komárno 118 días después de la muerte de su padre, Alberto II de Habsburgo. Por eso recibió el sobrenombre Póstumo. A las tierras checas arribó por primera vez en septiembre de 1457 para preparar sus bodas con la princesa francesa Magdalena. Sin embargo, la novia ya no llegó a Praga. El 23 de noviembre Ladislao murió a causa de leucemia con apenas 17 años de edad.

La historia de este rey checo poco conocido, que según testimonios de la época era un jovencito muy guapo con una preciosa melena dorada, revive en la exposición Gesta del Castillo de Praga. En las vitrinas acaban de ser instalados sus zapatos, su vestidura y su almohadilla funerales. Los textiles fueron sacados de la tumba de Ladislao Póstumo a principios del siglo XX y restaurados en los últimos dos años. Según explicó Milena Bravermanová, comisaria de la colección de textiles del Castillo de Praga, debido a la muerte inesperada del rey la ropa para su entierro fue cosida muy rápidamente de prendas de vestir que Ladislao guardaba probablemente en su ropero.

“La ropa que usó en su funeral fue fabricada de trozos muy pequeños de terciopelo de diferentes colores. Con algunas excepciones, no se han conservado los hilos originales, por eso el corte de la vestidura no era claro. Yo misma pensaba que se trataba de una vestidura mundana de moda, pero el hallazgo de restos del forro nos confirmó que Ladislao vestía una dalmática, es decir una túnica ceremonial con la que se solía enterrar a los soberanos”, indicó Bravermanová.

Restauradora Alžběta Brabcová (Foto: CTK)Restauradora Alžběta Brabcová (Foto: CTK) De terciopelo fueron cosidos también los zapatos funerales de Ladislao Póstumo. Su restablecimiento a la forma original tomó a la restauradora Alžběta Brabcová unos cuatro meses.

“Bajo un microscopio tuve que analizar la textura de la tela. Después dibujé el diseño en una hoja transparente colocada sobre los textiles, con una aspiradora médica saqué las partículas de suciedad y coloreé la tela en el laboratorio. Luego cosí los fragmentos pegándolos en una seda coloreada”, explicó Brabcová.

La muerte de Ladislao fue cubierta durante más de cinco siglos de misterios. El cuerpo del muerto no fue embalsamado porque la gente temía que el rey hubiera sido infectado por la peste. Otros sospechaban que Ladislao fue envenenado por el administrador del país, Jorge de Poděbrady, que aspiraba al trono. Hasta que una reciente investigación antropológica demostró que la causa de la muerte del joven soberano fue la leucemia.

La instalación de los textiles funerales de Ladislao Póstumo es la cuarta modificación de la muestra permanente Gesta del Castillo de Praga. En los años anteriores fueron expuestos un cajón románico del siglo XII, el mueble más antiguo en territorio checo, cristales renacentistas de la época de Rodolfo II y el año pasado un fragmento de un colmillo de mamut.

21-11-2007