Zeman: Los refugiados dañan la imagen de sus países

26-10-2015

Los refugiados dañan la imagen de sus respectivos países. De ello está convencido el presidente checo, Miloš Zeman, quien aseguró que la mayoría de los inmigrantes no merecen compasión. El mandatario respaldó a la vez la iniciativa del ex presidente checo, Václav Klaus, para la convocatoria de un referéndum sobre las cuotas de acogida de los inmigrantes, impuestas por Bruselas.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK En una entrevista concedida este domingo al portal Blesk.cz, el presidente de la República, Miloš Zeman, arremetió nuevamente contra los inmigrantes, cuyo flujo no se detiene a pesar de la baja de temperaturas en el Viejo Continente. Según Zeman, la mayoría de los refugiados no merecen compasión y dañan la imagen de sus países, porque usan a los niños como escudo protector.

”Al despertar compasión para con los niños, y esa compasión es plenamente justificada, los inmigrantes adultos cuentan con que se tendrá compasión también con ellos. Pero las personas que utilizan a los niños para alcanzar una meta no merecen compasión alguna”.

Según dijo Zeman en la entrevista, la mayoría de los inmigrantes son hombres jóvenes, de buena salud y que no parecen tener problemas materiales, ya que se visten bien y tienen teléfonos móviles. El presidente acotó que no entiende el motivo del por qué viajan a Europa ciudadanos de países donde no hay conflicto bélico, y exponen a sus hijos al peligro de que puedan ahogarse en el mar durante el viaje o puedan ser afectados por otro mal.

Foto: ČTKFoto: ČTK El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, no comparte la opinión de Zeman. Considera comprensible que las personas huyan ante la guerra, que traten de salvar a sus familias, a sus hijos y sus propias vidas. No es correcto poner en duda los motivos de esas personas, sino que hay que ayudarlas en lo posible, insistió Sobotka.

A su vez, el presidente checo recalcó que apoya la iniciativa de su antecesor, Václav Klaus, de convocar un referéndum nacional sobre las cuotas de inmigrantes.

”La pregunta del referéndum podría ser ¿Está de acuerdo con las cuotas para la acogida de refugiados? Y en la segunda parte de la pregunta no utilizaría la palabra ‘dictadas’ por la Unión Europea, para que no fuera tan sugestivo sino, digamos, requeridas por la Unión Europea”.

Věra Jourová, foto: Filip Jandourek, ČRoVěra Jourová, foto: Filip Jandourek, ČRo Sin embargo, representantes de Chequia en Bruselas no están convencidos de que un referéndum sea el mejor camino para oponerse a las cuotas con las que Bruselas quiere redistribuir a los inmigrantes entre sus países miembros. Según indicó la eurocomisaria checa, Věra Jourová, esa iniciativa podría tener consecuencias imprevisibles.

”Si los habitantes de Chequia rechazaran por medio de un referéndum participar en la solución de la crisis migratoria en Europa, ¿qué sentido tendría que este país permaneciera en la Unión Europea? Los partidarios de la iniciativa para el referéndum ya no dicen a qué podría llevar la negativa checa”.

Bohuslav Sobotka con el rey Abdalá II, foto: ČTKBohuslav Sobotka con el rey Abdalá II, foto: ČTK Mientras tanto, durante su visita a Jordania, el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, se reunió este fin de semana en Amán con el rey Abdalá II, a quien ofreció ayuda para afrontar la ola de inmigrantes que llegan a ese país. Antes de finales de este año viajarán a Jordania dos equipos de médicos checos en el marco del programa Medevac, que brindarán cuidados necesarios a las personas en los campamentos para refugiados. El próximo año la República Checa enviará a Jordania más de tres millones de euros para programas de ayuda humanitaria.

26-10-2015