Zeman: “Tengo la sensación de que Turquía ha cometido crímenes de guerra”

18-10-2019

El presidente Miloš Zeman considera que Turquía ha cometido crímenes de guerra en el norte de Siria, razón por la que no puede ser miembro de la Unión Europea.

Miloš Zeman, foto: Michaela Danelová, ČRoMiloš Zeman, foto: Michaela Danelová, ČRo Turquía ha anunciado que, a partir de este jueves, terminaría sus operaciones militares por cinco días en el norte de Siria para que las fuerzas kurdas se retiren de una zona demarcada.

Recep Tayyip Erdogan, foto: ČTK/AP/Lefteris PitarakisRecep Tayyip Erdogan, foto: ČTK/AP/Lefteris Pitarakis La operación militar de Turquía ha sido condenada por los países miembros de la Unión Europea, que acto seguido decidieron cortar la venta de armas a Ankara.

En declaraciones para la televisión Barrandov el presidente checo Miloš Zeman envió un mensaje claro y firme a Turquía.

“Tengo la sensación de que Turquía ha cometido crímenes de guerra”.

Zeman hizo énfasis en que a partir de lo ocurrido Turquía no debería ser miembro de la Unión Europea.

A diferencia de Europa, la reacción inmediata de Estados Unidos fue imponer sanciones económicas contra Ankara, no obstante, después del acuerdo de cese el fuego Washington anunció el fin de las medidas.

Las dimensiones de la zona demarcada no se han dado a conocer de manera oficial, pero algunos expertos militares han empezado a especular que podría ser de unos 30 kilómetros dentro del territorio sirio y de más de 400 kilómetros de longitud.

Zeman escribe carta personal al presidente chino

Foto: ČTK/AP/Lefteris Pitarakis Foto: ČTK/AP/Lefteris Pitarakis El presidente Zeman ha centrado su atención en otro tema de envergadura internacional que afecta sus intereses. Resulta que las autoridades de Pekín anunciaron la cancelación de un acuerdo de hermandad con la capital checa.

Las relaciones entre Praga y la capital china han venido atravesando momentos de tensión desde hace varios meses. Todo empezó después de que el alcalde mayor de Praga, Zdeněk Hřib, expresara su malestar por una cláusula del acuerdo firmado con Pekín en la que se mencionaba el beneplácito con la política de una sola China.

Para el alcalde Hřib aquello resultó inaceptable. Desde su punto de vista los acuerdos de cooperación cultural entre ciudades no deben incluir cláusulas políticas.

Temeroso por el empeoramiento general de las relaciones con el gigante asiático, Zeman envió una carta personal a su homólogo Xi Jinping solicitándole que prosigan los proyectos de cooperación bilateral.

 Jiří Ovčáček, foto: Šárka Ševčíková, ČRo Jiří Ovčáček, foto: Šárka Ševčíková, ČRo El mandatario checo se refirió, por ejemplo, a los vuelos regulares de las líneas aéreas chinas a Chequia, así como a la colaboración en programas culturales y las inversiones.

Zeman se distanció de la política comunal puesta en práctica por el Ayuntamiento de Praga, según informara a la Radio Checa el portavoz presidencial, Jiří Ovčáček.

“El presidente sostuvo que no entiende el comportamiento de los políticos comunales de Praga. Reiteró que la República Checa y el Gobierno respetan la política de una sola China. Y yo agrego que de igual manera actúan los países de la Unión Europea y Estados Unidos”.

El alcalde Hřib argumentó en su momento que el acuerdo firmado por la antigua administración de Praga no tomó en cuenta que la cláusula sobre la política de una sola China es un asunto de relaciones internacionales que no incumbe a un gobierno local.

La reacción china fue inmediata. A manera de represalia las autoridades de Pekín cancelaron de manera arbitraria las giras de varias orquestas checas a China. Fueron escogidas y castigadas aquellas que en su nombre tenían la palabra Praga.

Miloš Zeman, foto: ČTK / Ondřej Deml Miloš Zeman, foto: ČTK / Ondřej Deml Al igual que en tiempos pasados parece que la salud del presidente es secreto de Estado. El despacho presidencial anunció que el mandatario había sido internado en el Hospital Militar de Praga el jueves para lo que su portavoz llamó una "estadía de reacondicionamiento" que durará hasta el domingo.

Zeman, de 75 años, sufre de presión arterial baja, diabetes y neuropatía que afecta sus piernas, y por estas razones puede parecer cansado en público, dijeron fuentes del Castillo de Praga, sede presidencial.

Su portavoz dijo que el presidente recibirá un tratamiento preventivo de rutina porque quiere estar "en forma" para las celebraciones de la Fiesta Nacional el próximo 28 de octubre.

18-10-2019