Cámara Baja no aprueba la reforma del sistema tributario

13-09-2002

La Cámara Baja no aprobó este viernes la reforma del sistema tributario elaborada por el Gobierno. La reforma propuso, entre otras medidas, aumentar los impuestos al consumidor, el impuesto al valor añadido, así como una mayor imposición a los más ricos. De haber sido aprobada, la reforma aportaría a las arcas estatales hasta 2004 800 millones de euros para reparar los daños causados en el país por las recientes inundaciones.

La coalición gubernamental, integrada por los socialdemócratas, el democristiano Partido Popular y la Unión de la Libertad, careció de un sólo voto para aprobar dicha reforma. Sobre su rechazo decidió Hana Marvanová, diputada de la Unión de la Libertad que como la única representante de la coalición gubernamental votó en contra de la reforma.

El Primer ministro, Vladimír Spidla, señaló que el rechazo de la reforma por la Cámara de diputados no desembocará en la caída de su Gobierno. Calificó, no obstante, la votación de Hana Marvanová de la violación del pacto de coalición y convocó una reunión de representantes de la coalición gubernamental. Según confirmó el vicepresidente del democristiano Partido Popular, Milan Simonovský, a la Agencia de Noticias Checa, CTK, el premier Spidla ofreció a su partido la formación de un gobierno minoritario.

En la próxima sesión de la Cámara Baja, el ministro de Finanzas, Bohuslav Sobotka, presentará la misma reforma del sistema tributario, aunque con leves modificaciones. "Se trata de una reforma que podría ayudar a las víctimas de las inundaciones y por ello no puedo resignar a ella por un sólo voto en su contra", subrayó Sobotka.